lunes, 9 de marzo de 2009

¿Qué diría Jesús de nuestra situación política?

Evangelina del Pilar de Sol escribe una columna en el Diario de Hoy que titula: ¿Comunismo ateo o fe cristiana?, la señora Pilar olvida que Jesús no opinaba tan abiertamente de política, dejaba al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Hacerse llamar cristiano es una práctica que hasta los adoradores del mal hacen, por aquello de las apariencias o quizá por estrategia y astucia.

Dios el Padre y su hijo amado Jesús están más alla de los títulos o roles sociales que nos impongamos; muchos mal llamados comunistas son más sensibles al dolor humano, son más empaticos y más amorosos, desde el punto de vista espiritual y humano, que muchos autodenominados cristianos.

Profesar el amor de Jesús no es enarbolar una bandera política, ni a favor ni en contra de un partido, sino hablar con la verdad. Creo que todo aquel verdadero cristiano tiene el derecho de hacer, hablar y escribir sobre política, pero con la verdad en la mano.

Desde de mi perspectiva del amor, lo único que podría decir Jesús el Cristo es: "aménse los unos a los otros como yo los amo".

No utilicemos el nombre de Dios para la mentira, eso no es correcto. Allá cada quien sabrá si utiliza el nombre de Dios en vano, con miedo o con la verdad; sé que no debo juzgar a nadie. Y la señor Pilar sabrá en el fondo de su ser que esta haciéndo. Yo no la puedo juzgar y tampoco quiero. Ese no es mi fin.

Sin embargo espero que los salvadoreños, todos, nos amemos como nos ama Jesús.

Ya voy a parecer famacéutico con mis mezclas, pero el fin de semana fuí a ver una película que ya llevaba días en cartelera, Operación Valquira. Después del atentado Hitler pronuncio algo así como que la Providencia Divina lo había salvado. Y eso me recordo que hasta Hitler, con todo y su Holocausto, creía o quizá solo utilizaba el nombre de Dios con su pueblo.
Reacciones:

3 comentarios :