jueves, 5 de marzo de 2009

Líderes del Congreso de EE.UU. piden elecciones limpias en El Salvador

Univisión presenta esta noticia:

Por María Peña

Washington, 5 mar (EFE).- Un grupo de 30 líderes del Congreso de Estados Unidos urgió hoy al presidente Barack Obama a que pida unas elecciones libres y transparentes en los comicios presidenciales de El Salvador el próximo 15 de marzo.

Durante una rueda de prensa, el grupo liderado por el congresista demócrata Raúl Grijalba, de Arizona, divulgó una carta que enviarán a Obama para pedirle el respeto a los resultados de los comicios, "sean cuales sean".

La carta está firmada por 29 líderes de la Cámara de Representantes y el senador independiente de Vermont, Bernard Sanders, aunque los congresistas esperan recabar más firmas antes de enviarla a Obama el próximo lunes.

Las elecciones presidenciales de El Salvador son las primeras en el continente americano desde la investidura de Obama en enero pasado.


Estados Unidos es el destino principal de la diáspora salvadoreña, y las remesas anuales que estos inmigrantes envían a su país conforman el 20 por ciento del Producto Interno Bruto de El Salvador.

"Esta Administración tiene una oportunidad tremenda de reestablecer unas relaciones con América Latina basadas en el respeto y la asistencia mutua. Las relaciones con otros países, comenzando con El Salvador, tienen que ser diferentes y no estar basadas en amenazas", dijo a Efe Grijalva antes de la rueda de prensa.

Así como el Gobierno de Estados Unidos ha aceptado los resultados electorales en Venezuela y Bolivia, también urge que exista "ese gesto diplomático, económico con El Salvador y su nuevo Gobierno", consideró Grijalva.

En la rueda de prensa, el reverendo bautista salvadoreño, Edgar Palacios, afirmó que "el pueblo salvadoreño rechaza el intervencionismo como el que sucedió en las elecciones de 2004".

Palacios consideró inaceptable que se advierta en algunos círculos políticos de que Estados Unidos apoya al partido gobernante y que si gana la izquierda, este país ordenaría la deportación de salvadoreños y la prohibición del envío de remesas, o que habría un deterioro de las relaciones bilaterales.

Entre los que respaldan la carta figura el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la cámara baja, el demócrata Charles Rangel, quien firmó para apoyar "los ideales importantes de El Salvador y para que asegurar que los temas de El Salvador tengan voz y apoyo", según dijo su asesora Eva Bermúdez.

"Rechazamos las insinuaciones de que el Gobierno de EE.UU. buscaría castigar financieramente a los salvadoreños, en este país o en El Salvador, por ejercer su derecho a elegir al gobierno que les parezca", agrega.

Asimismo, la carta condena un discurso realizado en septiembre del año pasado por la canciller salvadoreña, Marisol Argueta de Barillas, en el que, según ellos, instó a que Estados Unidos interviniera en las elecciones.

No es la primera vez que líderes del Congreso y de grupos cívicos piden que EE.UU. se mantenga neutral en el proceso electoral salvadoreño.

Un esfuerzo similar se realizó el año pasado, aunque en esa ocasión la carta fue enviada a la entonces secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

Grijalva reconoció que no hubo ninguna respuesta concreta a esa misiva.

Los congresistas mantienen que en las elecciones anteriores el Gobierno de George W. Bush apoyó abiertamente a la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, de derecha), en el poder desde 1989, y funcionarios de alto rango de su Gobierno sugirieron que habría consecuencias negativas si ganaba la izquierda.

De cara a los comicios del 15 de marzo lidera en las encuestas Mauricio Funes, el candidato presidencial del izquierdista Frente "Farabundo Martí" para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla.

Por un margen muy estrecho le sigue Rodrigo Ávila, el candidato de ARENA. EFE

Por su parte la Voz de las Américas dice:

Ellos enfatizan: La oposición podría ganar por primera vez la presidencia de El Salvador.

Unos 30 miembros demócratas del Congreso, incluido un senador, pidieron al presidente Barack Obama no influir en las elecciones presidenciales de El Salvador.

Los comicios se realizarán este 15 de marzo y serán observados por diferentes grupos internacionales, incluyendo la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Los funcionarios estadounidenses invitaron a Obama a reconocer prontamente al ganador de la contienda electoral sin importar el partido político al que represente y seguir, de esta manera, fortaleciendo la consolidación institucional en ese país centroamericano.

El pedido busca prevenir la actitud tomada por el gobierno del ex presidente George Bush, que intentó asustar a los votantes salvadoreños en las elecciones presidenciales del 2004 al afirmar que si el partido de oposición llegaba al poder, sus compatriotas residentes en Estados Unidos tendrían problemas con su estatus migratorio y con el envío de remesas a El Salvador.

“Esta es una oportunidad para demostrar que (Obama) respetará los resultados al margen de que si el ganador es un allegado (de Washington) o no”, dijo el congresista Raúl Grijalva, de Arizona.

Mauricio Funes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) puede dar la primera victoria presidencial al partido que es parte del ex grupo guerrillero que se desmovilizó e integro a la sociedad civil hace 17 años.

Funes se encuentra adelante en las intenciones de voto ante el oficialista Rodrigo Ávila, del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) que ha gobernado el país en los últimos 20 años.

Se calcula que hay casi tres millones de salvadoreño
Reacciones:

0 comentarios :