lunes, 2 de marzo de 2009

Las Elecciones y La Epidemia de Ciegos

Dándole una ojeada a las últimas encuestas de opinión con respecto a las próximas elecciones presidenciales de Marzo, me imagino que estoy leyendo la novela de Saramago “Ensayo sobre la Ceguera,” en la cual la población de un país cae presa de una epidemia de “ceguera blanca” y a medida que la invidencia avanza, el lado obscuro de la conciencia tapiza por completo el alma de las personas, degradandolos hasta los escalones mas bajos su condición humana.

La propaganda del miedo y la mentira, el desconocimiento de realidades políticas elementales, la alineación con un sistema en crisis, la sustitución de valores por necesidades creadas por el mismo sistema (la felicidad de plástico), etc. han minado la capacidad de “ver” la realidad en gran parte del pueblo salvadoreño. A esto le ha apostado siempre los del partido narcoarenero para ganar elección tras elección y es en la víspera de estas, ayudado por una amplia red de desinformación, cuando más arremete con su virus de “ceguera blanca” contra la el sector de la población con las defensas bajas.

Hace poco veía una entrevista que le hacían a Dagoberto Gutiérrez en el canal 12 y en una de las preguntas, Dagoberto analizaba el por que los mas pobres del paisito votaban por los mas ricos del paisito. En resumen Dagoberto interpretaba que el rico por ser el sector dominante imponía su noción de la felicidad al pobre y que debido a esto, el pobre quiere ser parte del mundo de los ricos por eso vota y forma parte de su partido, esto es una tragedia, terminaba diciendo.

Yo estoy de acuerdo con esta concepción hasta cierto punto. Creo que no es solo el individuo el que se impone, si no que también el sistema. Este, no solamente corrompe al pobre si no que también al rico. El sistema capitalista es el que crea el espejismo de la felicidad de plástico y es el que da paso a este tipo de aberraciones.
El capitalismo es un sistema basado en la apariencia, en contraposición de la esencia.Su subsistencia esta fincada en la exaltación de las pasiones banales del ser humano,cuya finalidad es la enajenación de la especie, negandole toda posibilidad a la conciencia de aprender y saltar cualitativamente hacia un estado esencialmente verdadero. Ahora mismo estamos viendo como la actual crisis económica se esta encargando de derretir esta frágil felicidad de plástico para pesar de muchos.

La forma de vencer esta epidemia de “ceguera blanca” es la de agudizar los demás sentidos en especial el del oído. Escuchemos bien y calibremos nuestra capacidad de análisis, busquemos medios alternativos de información y no tengamos miedo de modificar nuestra forma de pensar y les aseguro que mas temprano que tarde estaremos viendo más claro.

Escrito original de
Reacciones:

6 comentarios :