lunes, 30 de marzo de 2009

¿Judas traicionó a Jesús?


Estamos muy cerca de la Semana Santa, y una de las preguntas que siempre me he hecho es si realmente Judas traicionó a Jesús o era parte de un plan mayor. Muchos dirán, las escrituras dicen que se ahorcó arrependito de su pecado.

Y con el respeto que merecen las escrituras, me voy más allá de ellas. Y me formulo preguntas tales como: ¿Qué habría pasado con Jesús si Judas no lo habría traicionado?. ¿Habría muerto Jesús en la cruz sin Judas?

El cristianismo actual, basado en el sacrificio, ¿sería lo mismo?.

¿Judas podía traicionar a Jesús sin su consentimiento?

En lo personal no creo que Judas traicionará a Jesús; creo que colaboró con Él, en la transmisión de un mensaje mucho mayor.

De Un Curso de Milagros extraigo:

El mensaje de la crucifixión es inequívoco:



Enseña solamente amor, pues eso es lo que eres.



Si interpretas la crucifixión de cualquier otra forma, la estarás usando como un arma de ataque en vez de como la llamada a la paz para la que se concibió. Con frecuencia, los Apóstoles la interpretaron erróneamente, por la misma razón que otros lo hacen. Su propio amor imperfecto les hizo ser vulnerables a la proyección, y, como resultado de su propio miedo, hablaron de la "ira de Dios" .como el arma de represalia de Éste. No pudieron hablar de la crucifixión enteramente sin ira porque sus propios sentimientos de culpabilidad habían hecho que se sintiesen indignados.

Éstos son algunos de los ejemplos de pensamiento tergiversado del Nuevo Testamento, si bien su evangelio es, en realidad, únicamente el mensaje del amor. Si los Apóstoles no se hubieran sentido culpables, nunca me habrían podido atribuir expresiones tales como: "No he venido a sembrar paz, sino espadas". Esto está en clara oposición a todas mis enseñanzas. De haberme entendido realmente, no podrían haber descrito tampoco mi reacción a Judas como lo hicieron.

Yo no pude haber dicho:

"¿Traicionas al Hijo del Hombre con un beso?"

a no ser que hubiese creído en la traición. El mensaje de la crucifixión fue precisamente que yo no creía en la traición. El "castigo" que se dijo infligí a Judas fue un error similar. Judas era mi hermano y un Hijo de Dios, tan miembro de la Filiación como yo. ¿Cómo iba a condenarlo cuando estaba listo para probar que condenar es imposible?

Cuando leas las enseñanzas de los Apóstoles, recuerda que les dije que había muchas cosas que ellos no entenderían hasta más tarde porque en aquel entonces aún no estaban completamente listos para seguirme. No quiero que dejes que se infiltre ningún vestigio de miedo en el sistema de pensamiento hacia el que te estoy guiando. No ando en busca de mártires sino de maestros. Nadie es castigado por sus pecados, y los Hijos de Dios no son pecadores. Cualquier concepto de castigo significa que estás proyectando la responsabilidad de la culpa sobre otro, y ello refuerza la idea de que está justificado culpar. El resultado es una lección acerca de cómo culpar, pues todo comportamiento enseña las creencias que lo motivan. La crucifixión fue el resultado de dos sistemas de pensamiento claramente opuestos entre sí: el símbolo perfecto del "conflicto" entre el ego y el Hijo de Dios. 8Este conflicto parece ser igualmente real ahora, y lo que enseña tiene que aprenderse ahora tal como se tuvo que aprender entonces.

Les recuerdo que este tema es algo intrincado, muy complicado a veces, pero es interesante ver puntos de vista diferentes, más allá de los dogmas de fe.
Reacciones:

5 comentarios :