Expresiones Salvadoreñas, V 2.0

Lo que nos hace salvadoreños, como las pupusas, son nuestras expresiones. Este post quiere contrubuir a rescatar de la memoria algunas de nuestras expresiones, que nos identifican como pueblo, como hermanos, como amigos.

Enfermedades Exclusivas de los Salvadoreños

Una pequeña recopilación de enfermedades exclusivas que solo los salvadoreños nos damos el gusto de padecer".

Los Mejores Apodos de El Salvador

Los Mejores para poner apodos en el mundo entero, somos los salvadoreños, para muestra un botón, ¿Puedes colaborar con esta lista?

Los Salvadoreños de Gabriel García Márquez

Este bello cuento se lo atribuyen a Gabo, unos dicen que es para otros pueblos, pero yo como salvadoreño, creo que es de Gabo para nosotros, los salvadoreños

Los Niños Migrantes, ¿Crisis Humanitaria en la Frontera?

La inmigración ilegal de niños no es hablar de madres desnaturalizadas; sino de un testigo mudo, de una angustiosa realidad

viernes, 30 de mayo de 2008

La Maquila en El Salvador, ¿un logro?

Recientemente recibí este artículo, por parte de un amigo americano; la industria maquiladora como tal, es una apuesta de los gobiernos salvadoreños, sin embargo me pregunto: ¿Un logro o una desgracia, o más de lo mismo?

Recuerdo que en alguna época de mi niñez - preadolescencia, principios de los ochenta o finales de los 70, al cabo da lo mismo, una de mis tías decía que detestaba trabajar en la fábrica, en ese momento no se decía maquila, pues los coreanos eran una basura; no lo decía tan gentilmente, pero las quejas eran las mismas. Mal trato, gritos y hasta golpes. La realidad entonces desde aquella época no ha cambiado. Los gobiernos salvadoreños siguen vendiendo a su gente como esclavos; cada día más baratos.

Espero que con el gobierno resultante de estas nuevas elecciones, Mauricio Funes, logre especializar a alguna porción de nuestra gente, a capacitar y calificar más la mano de obra salvadoreña, en un 10 o 20%, eso es suficiente para el primer período presidencial en la alternancia; y la atracción de inversión salvadoreña deje de ser lo que ha sido en las últimas 3 o 4 décadas.

Espero que el nuevo gobierno de Funes, logre atraer más inversión y calificar a nuestra gente, para que logre recibir mejores salarios, mejor calidad de vida y sobre todo, al menos un poco de dignidad.

Yo le pido a Mauricio Funes, que se de la tarea de cambiar un poco nuestra educación, para que nuestros jóvenes sean un poquito más capacitados, y cambiemos la historia de ser vendidos como esclavos por la necesidad del hambre, a tiranos explotadores como los del ejemplo que cito más abajo. El cual fue extraído de The National Labor Committee web page.



Mujeres salvadoreñas que cosen chaquetas de 165 dólares y camisas de 54 dólares no pueden costear la leche de sus hijos.

Nota:
Extraído y traducido de su original en The National Labor Committee y su página web http://www.nlcnet.org/article.php?id=560

Este es el resumen del artículo

Otra Falla del Tratado de Libre Comercio

• Las mujeres que en El Salvador cosen chaquetas valoradas en 165 dólares para North Face, y camisas de 54 dólares para Eddie Bauer no pueden pagar ni la leche y otras necesidades básicas de sus hijos, dado que sus salarios se ven disminuidos por los altos costos de la comida. Algunas madres incluso dicen que sacarán a sus hijos de las escuelas.

• A estas mujeres solo les pagan 94 centavos por cada chaqueta que cosen, cuando cada chaqueta la venden en 165 dólares, es decir solo el 0.54% del valor de venta de estas chaquetas.

• Las trabajadoras y sus familias podrían escalar de la miseria a la pobreza si tan solo las compañías americanas les pagarán un salario con una base de 1.49 dólares la hora.

• El acoso sexual: Las mujeres trabajando en los departamentos de bordado donde hacen los logotipos de North Face son acosadas por el supervisor.

• Tiempo extra forzado, durante las temporadas altas, algunas de las trabajadoras son forzadas a trabajar hasta 47 horas adicionales a la semana, incluyendo turnos de hasta 22 y 26 horas, empezando a las 7 de la mañana hasta las 5 a.m o 9 de la mañana del siguiente día.

• Las trabajadoras se refrescan con su propio sudor, pues la maquila carece de ventilación adecuada, la temperatura llega a sobrepasar los 39 grados centigrados.

• Trato grosero y abusivo, los supervisores constantemente gritan a las mujeres para que apresuren la producción, llamándolas perras, animales y tontas y amenizándolas con cortar sus bonos, o cortarlas. Las mujeres embarazadas son sometidas a la misma presión hasta que las hacen llorar.

• Las trabajadoras salvadoreñas son humilladas comparándolas con los trabajadores pobres de Bangladesh: La gerencia siempre esta amenazando a las trabajadoras con que las fábricas de “Youngone” tiene grandes plantas en Bangladesh donde “las trabajadoras realmente producen, no como las Salvadoreñas, quienes solo llegan a perder el tiempo” Es importante hacer notar que en Bangladesh el salario mínimo legal para ayudantes, es de 12 centavos de dólar la hora, y de 25 a 32 centavos para operadores junior hasta senior. Al menos la mitad de las fábricas en Bangladesh violan los salarios mínimos legales. Los sindicatos aún son ilegales en las zonas francas.

• Hasta el fondo, los rumores son que la fábrica pronto hará despidos masivos. Esto nunca antes ha sucedido, sin embargo las trabajadoras temen que Youngone se lleve la producción a sus plantas de menor costo en Bangladesh.

• Los auditores de North Face y Eddie Bauer son un chiste; según las trabajadoras cada tres meses llegan los compradores de North Face y Eddie Bauer ha la maquila, para ver la calidad de la producción, pero nunca hablan con las trabajadoras. Sin embargo, cuando los auditores están en la maquila, los supervisores sorprendentemente se comportan como gente decente. No gritan , en cambio hablan suave.

• Negación total al derecho de libre asociación.

jueves, 29 de mayo de 2008

Guerra Civil Salvadorena Reportaje de CNN

Sin palabras

miércoles, 28 de mayo de 2008

Cuando bombardearon la Zacamil

Una Historia. Una Guerra 29 años después. X Parte

En Paris en el Hotel des Invalides, donde se aloja el museo de la guerra o de la armada, pude apreciar cientos de ejemplos sobre el arte de la guerra, si es que le puedo llamarlo arte. Cuando digo el arte de la guerra, no hablo de ese famoso libro, ¡no!. Hablo del arte expresado en armas mortíferas, que siempre me atraen. Bellos cañones, hermosos sables, relucientes armaduras, que incluso fueron hechas para infantes, como ahora hacemos los uniformes de fútbol, que es ahora nuestra justa moderna.


En la sección dedicada a las guerras mundiales contemple reliquias de los campos de concentración nazis, donde tenían a los judíos. Al pasar cerca de donde muestran uniformes auténticos de campos de concentración, sentí una vibra, algo raro. Es como que en esa tela todavía quedará impregnado el dolor, la muerte y el llanto. En el recorrido, un poco más allá de esos uniformes que obligaron a utilizar al pueblo judío, una pantalla con videos originales de los bombardeos y los combates; los muertos son como en toda guerra, no menosprecio el sufrimiento, pero muertos y dolor es lo que produce cualquier guerra, independientemente del color de la piel, o de la ideología, o religión que profesen.

En la pantalla a mi izquierda, un bombardeo sobre Londres, miles de bombas cayendo como lluvia metálica, con pólvora y metralla. Abajo el pueblo desesperado corriendo, al sonido de las sirenas, que avisaban la llegada del enemigo, y sus sangrientos instrumentos de imponer su ideología. Comparado con los bombardeos en las zonas urbanas de El Salvador, solo encontré una diferencia nada más. ¡Las sirenas!

Las sirenas, la gente corriendo, niños, mujeres y todo el espectáculo dantesco, que horror, que sufrimiento; no pude dejar de pensar que en mi país, las cosas fueron diferentes. En la Zacamil, nunca escuche una sirena avisando al pueblo la llegada de aviones enemigos; bueno las sirenas que escuche eran parte de la Cruz Roja o Verde, de quien fuera. El enemigo éramos nosotros. Si quiero pensar y emular la segunda guerra mundial, la sirena podría haber sido el grito de una mujer, digo de niños y mujeres indefensas en refugios improvisados en el primer piso de cada edificio. No había refugios antiaéreos; no había sirenas de nuestro gobierno protegiendo en la medida de sus posibilidades al pueblo.

En la Zacamil pude sentir lo que es vivir bajo las bombas de aviones militares que descargan su furia contra la guerrilla, olvidando la presencia de gente inocente. De hermanos y madres, de miles que pensaron que sus sueños no serían, de muchos que sus sueños ya no fueron.

Les juro que el poder darle un beso más a nuestra madre, en esas condiciones no tiene precio. No debería tenerlo en ningún caso. Pero en ese momento, darle un beso y un abrazo de consuelo tienen un valor inmenso, pues cada madre, pienso, que igual que la mía abrazaba a sus hijos dándoles lo único que tenía para protegerlos, su amor. Ese Amor que viene de Dios.

En mi cotidianidad, esos recuerdos se han borrado, pero en situaciones como esta, es imposible que sean eliminados. Una vez he comenzado a escribir estas frases, mis ojos se han puesto rojos, y mis lagrimales han comenzado a humedecerse. Como dije, los recuerdos en la parte conciente de mi ser casi se han borrado, pero no en mi corazón. Los gritos de desesperación, ese llanto combinado con oraciones, Padres Nuestros mal dichos, puteadas, gritos de basta ya, no pueden borrarse. No vivo en estos gritos y esos llantos, vivo el ahora; y trato de decirme que recordar no siempre es volver a vivir; o quizá los recuerdos me den la oportunidad de vivir diferente la misma situación, de rehacer esos días en el ahora de paz.

Cuando la ofensiva termino, las fuerzas de ocupación; del ejército gubernamental; comenzaron a adoctrinar a la población. A decirles y mostrarles lo nefasto de la guerra, y de los daños provocados por el enemigo, por esos malditos guerrilleros que le vinieron a robar la paz, a El Salvador, esa paz que no existió jamás. Paz no es la ausencia de violencia. La paz involucra la dignidad de las personas. Y al ejército de esa época, se le había olvidado eso. La paz aún no llega a El Salvador, por que la dignidad humana, todavía no se asoma por nuestras fronteras, digo para la mayoría.

Pero bien, recuerdo al capitán que con orgullo y dotes de político daba su discurso, señalando los edificios multifamiliares destruidos, en ruinas. Edificios que expelían olor a muerto, a humo, a llanto. Recuerdo a ese vecino, ese que no aguanto más la mentira y le pregunto al capitán: ¿Los guerrilleros tienen aviones? La sonriente cara de aquel capitán, hijo de salvadoreño, hermano de tantos más, cambio de blanca a roja, de felicidad a descontento, y sus gritos diciendo que ése había sido un caso especial;. solo un caso especial, no lograron cambiar la verdad.

Lo especial había sido que cada edificio de los que pude contemplar, tenía perforaciones de bala de esas que arrojan los helicópteros. De cohetes tipo rockets, de esquirla de bomba de 500 libras o de las que fueran. Para mi, cada bombazo no lo media en libras, sino en suspiros y llantos; en vidrios rotos, en paredes que temblaban peor que en terremoto. El peso de las bombas que arrojaba el gobierno contra la población civil, es despreciable; pero las bombas, la muerte, la destrucción, el miedo y el dolor que produjeron no.

El gobierno se acostumbro tanto a mentir, que lo obvio lo hacía obsceno. Era depravante señalar las ruinas de la colonia y decir que esa era la consecuencia de la ocupación guerrillera, consecuencia directa, era el producto intrínseco de la misma acción criminal de los piricuacos. Mentir y mentir, engañar y ni siquiera pulir las mentiras lo considero más que vergonzoso, lo considero falto de inteligencia. Lamentablemente no han mejorado mucho su nivel en los últimos 20 años. Siguen mintiendo en lo obvio. Eso es abusar de la bondad de los corazones del pueblo. Eso no es democracia; al menos para mi eso no es gobierno. Eso es solo un partido político en su turno de poner el presidente.

En aquellos días, mi respiración se combinaba con la de mis amigos, que se habían ido a refugiar a mi casa, pues sus padres no estaban en la colonia y ya no pudieron entrar. Mi respiración se cortaba con cada bombazo. La angustia de mi madre era evidente. Sus rosarios, sus padres nuestros eran incesantes. Cada vez, cada bomba, cada estruendo, una plegaria poco silenciosa por que eso acabará de una vez.

Mis plegarias se confundían entre solicitar un cese del fuego y hasta pedir una bomba directa hacía donde estábamos. Mi plegaria era que acabará, que acabará de una sola vez. Sin importar como.

Nuestros cuerpos estaban casi muertos, al menos en agonía, a pesar de no haber sufrido mayores golpes o heridas, la agonía de sufrir y de oír sufrir, de escuchar gritos y oraciones, plegarias y rezos; de suplicar por nuestras vidas. La agonía era cotidiana, era constante. de noche y de día, sin descanso.

Los aviones O2, a los que nosotros les decíamos papayas, se escuchaban rozar la zona, hagan de cuenta que cuando pasaba el avión no había tanta angustia, la angustia venía cuando se escuchaba que el motor había cambiado su ritmo, como cuando ustedes van en su carro y de cuarta meten tercera para hacer compresión en el motor. Entonces venía la bomba, entonces nos elevábamos del piso sin quererlo y rebotábamos de vuelta cuando caíamos o caía otra bomba.

En la oscuridad de noviembre, sin luna y deseando que no apareciera, las bombas no cesaban. Los gritos de dolor, esos gritos que rompían el canto de los ángeles; gritos en la lejanía, pero también en el apartamento vecino. Gritos que penetraban como dardos agudos en mi oídos; la onda sonora llegaba en haces de luz casi visibles, detenidos en el tiempo, en el espacio y su roce con mi piel, con las cavidades de mis orejas que dirigían el sonido hacía mi tímpano, era visibles, eran innegables, eran de dolor.

Los gritos combinados con los relámpagos que producían las herramientas de liberación del pueblo, las bombas de los aviones que mataban al enemigo, a nosotros, a la población civil; la causa esos gritos quiero perdonar y hasta voy a olvidar, pero es imposible borrar de la historia, de nuestra historia patria.

Los ayees, los quejidos, esos me ensordecían, esos no me dejaban escuchar con claridad las bombas. La gente gritaba en mi apartamento, en los apartamentos vecinos, en la calle, a la distancia, donde fuera, era imposible no gritar, es imposible hoy no llorar.

Recuerdo con claridad que Don José gritaba desde su ventana basta, paren no tiren más bombas, que aquí hay niños, que aquí esta mi mamá, basta por favor no tiren más. Sus gritos solo se confundían con la metralla de los aviones y helicópteros, sus gritos se quebraban, su llanto era apaciguado por su mujer que le decía José éntrate, que te van a matar, y él gritaba mujer si nos están matando mujer, como cucarachas. No tiren más. No tiren más, por favor no tiren más, las lágrimas se evidenciaban en su voz.

Un grupo de mujeres, de valientes mujeres se atrevió a salir una mañana después de un bombardeo, y otros curiosos las acompañamos, con una sabana blanca curtida por el sol, por el detergente y la lejía, como nuestra bandera blanca, con nuestra bandera de la paz. Como símbolo universal de no agresión. Símbolos desconocidos en quienes masacran al pueblo. Pero bien, logramos llegar a donde estaba un grupo de soldados, los cuales obviamente nos encañonaron en el acto. Niña Rosario pidió que no nos tiraran más bombas, y el oficial disfrazado de soldado solo le dijo, señora mejor váyase de allí, que por mucha bandera blanca que ponga, si hay terroristas les van a tirar.

Si hay terroristas les van a tirar

Si hay terroristas les van a tirar

Si hay terroristas les van a tirar


Esta frase se repite en mi mente, y los niños y la gente, los que no somos soldados de ninguno de los dos bandos, no contamos, no valemos, no somos humanos. ….¿Éramos enemigos del gobierno? En fin, y sin fin, el fin justifica los medios. Para matar.

Sin hay terroristas les van a tirar, así que mejor váyanse, de allí. Y ella pregunto para donde y como.

Ese es problema suyo, respondió el oficial, y mire que viene mi charlie enojado y no las encuentren aquí que las van a cuetear.

Dignidad, método, objetivo, el fin siempre ha justificado los medios para los gobiernos salvadoreños. Eso no lo creo justo, y si bien no creo en el pecado. Aún me duele entender esto. Aún creo que puede ser diferente. No entiendo como pueden dormir tranquilos, no los militares ni pilotos de esos aviones; sino los políticos que siguen bombardeando al pueblo con mentiras y rociando metralla de hambre y pobreza.

Creo que los que están en el gobierno, siguen siendo torpes. Si la libre empresa, los sueldos dignos, esos darían más riqueza a aquellos que ya la tienen. Y menos pobreza a la gran mayoría.

Los gritos, los llantos las plegarias, me hicieron recordar que en El Salvador, los bombardeos a la población civil, por aviones pagados por los impuestos de todos nosotros; nunca fueron avisados como en Europa. La sirena siempre fue, los primeros muertos, los segundos y todos los dolientes.

Las sirenas que sonaron en Europa, esas no sonaron en la Zacamil, pues el gobierno, atacó a la población civil, con la excusa bendita de acabar con la guerrilla. Eso en el área urbana, y en el Mozote, y en el Sumpul, campo, y en las tierras donde nadie llegaba, que habrán hecho. Dios bendiga a mi gente.

Nosotros los Ex - Areneros

Texto integro, sin modificación alguna tomado de Salvadorenos en grupos Yahoo y posteado originalmente por Viujis.

Nota: Solo se ha agregado la fotografía.


"Yo creia en el partido hasta que le vendieron los intereses de la
poblacion a los chinos, judios y turkos, apesar que a Calderon Sol lo
dejaron hacer poco por la pobalcion los que controlan el partido y
al pais. Ellos son el poder destras del poder, " Salvadorenos" que
nosotros la gente common no conosemos o si los vemos en las noticias
no nos enteramos que ellos son los que rigen los destinos politico y
economico de el pais.
Tristemente a estos nuevos Areneros que hoy por hoy negocian los
intereses del partido y de el estado se les olvida que estos nuevos
mienbros del partido son los que entraban por la puerta de atras del
Casino Santaneco y todos los club sociales donde mercanchifes no eran
permitidos. Pero como estos nuevos dirigentes actuan como prostitutas
no les ha importado venderse a los intereses comerciales de los
turkos, chinos y a otros que para que mencionarlos si todos ya
sabemos quien son$$$. Yo nose como a los areneros se les olvido tan
pronto los principios del mayor "Primero El Salvador "Segundo el
Salvador y tercero el Salvador " Que descaro, que dirian todos
aquellos que murieron por el partido en los tiempos dificiles de la
guerra y vieran que en las ultima decada ARENA sola a contribuido
a dividir en dos grupos a los Savadorenos "Pobres y Ricos." Me
parece una burla que todavia el Presidente Saca diga publicamente
que en El Salvador ya no hay clase media que toda vive fuera de el
pais, y aun asi los mecanismos para que votemos en el extrangero(
USA ) se nos niegue. Debido a que mentalidades arcaicas crean que
si los Salvadorenos en los Etados Unidos votan "el voto seria del
FMLN". Con esta mentalidad a donde vamos a llegar ? se les olvida
que nosotros la clase media que vive en los Estados Unidos somos los
que mantenemos en gran medida la economia de el pais. No sean
ridiculos si la clase media fue la que mas los apoyo en las
eleciones del 89 cuando gano El Presidente Alfredo Cristiani. Que
pasaria si en el ano de campana electoral la clase media para de
mandar sus acostumbradas remesas? Que son las que le ayuda a
puntalear la econmia que se estea cayendo. Que bonito las remesas
familiares son bien recividas, pero nuestra opinion atraves del voto
y los mechanismos para darla se nos es negada.
Con respecto a su pregunta si hay diferencia entre Tony
Saca y Rodrigo Avila ? Si hay una Rodrigo Avila es Salvadoreno"

martes, 27 de mayo de 2008

Atrevete a vivir tus sueños

El Mundo esta en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

Gracias a Dios soy ateo

Soy ateo del dios creado por los hombres, ese que exige ritos, cultos y sacrificios; no creo en ese dios. Me niego a creer en un dios que exige cumplir con reglas y que al mismo tiempo nos da la tentación. En ese dios no creo. Tampoco creo en ese dios que castiga, que obliga a que lo adoren; y si lo desobedecemos nos ofrece sufrimiento y tormento eterno; no creo en un dios egocéntrico, ni en un dios tirano; no creo en el dios que bendice la guerra. En ese dios no creo; en ese dios que pide excluir a los demás, por que no creen igual como lo dice la iglesia, o como la iglesia quiere. A ese ser creado por nosotros me rehúso a llamarlo padre, o dios o piedra.

Al dios de las religiones que excluyen a los demás, a ese que pide que no llamen hermanos al resto de la humanidad, o que pide que se desconozca a nuestra madre o padre, o hasta nuestros hijos; a ese yo le llamo el dios creado por el hombre, para oprimir y reprimir, para subyugar y para torturar, para imponer al hombre sobre los demás. El dios de la separación, ese, no quiero tomarlo como dios; por que es opcional tomarlo como dios o no. Y aún cuando lo tome seguirá siendo solo un dios.

Creo en el Dios del Amor, en ese que es Amor, en ese que no exige nada, que lo da todo; ese que nos da amor y comprensión; creo en el Dios que sabe quien soy, por que sabe que es parte de mí y que sabe que soy parte de Él. El Dios verdadero es Padre, Fuente, es Todo y no esta en ningún lugar específico pero esta en todas partes al mismo tiempo. Creo en Dios, en ese que dice que las religiones no son necesarias, pero que entiende que todos los caminos llevan hasta él, hasta mí, hasta ti, por que todos somos uno en Él. Aleluya a Dios, a ese que no tiene nombre y tiene todos los nombres. Dios no necesita pruebas. Creo en el Dios que ama a los musulmanes, tanto como a los católicos, a los cristianos, a los testigos, a los budistas y a los ateos; a ese que ama a todos aquellos que mencione, y a los que no he mencionado


El Amor de Dios es, y no necesita más. Dios solo te ama a ti, como su hijo, pues en ti estoy yo, y toda la creación; en la creación estoy yo en ti, y tú en mí; y tú estas en toda la creación. El que no tiene nombre es paciente y no se altera, no espera nada, pues sabe todo. Dios espera hasta que reconozcamos en nosotros a nuestra Fuente. Reconocer a nuestra fuente en nosotros es algo sencillo, solo requiere reconocer nuestra fuente en todos los demás. Y en todo.

Soy ateo, soy católico, soy musulmán, soy budista, soy cristiano, soy yo. Y Dios esta en mí, a pesar de mí y de lo que yo crea ser. Dios en mí, como en ti.

lunes, 26 de mayo de 2008

La Voz de Dios, Por Eulogio de Jesús


Quiero escuchar tu voz,
Pero talves no hablas,
Quiero leer tu palabra,
Pero tantos claman tenerla!

Hablas y escribes?
Te he buscado en tantas partes,
Y te en encontrado,
O mas bien tu me has encontrado.
Escuche a los amigos,
Lei algunas ideas bellas,
Eras tu el que hablaba?
Eres tu el que escribe?

Quien invento el pecado?
La culpa?
El infierno?
Podrias hacer sufrir a alguien eternamente?

Cuando senti tu presencia,
Olvide el pecado, la culpa , el infierno
Y senti la bella alegria de tu presencia!
Y llore de gozo, baile sin parar,
Cante, yo el que no podia, cante!
Ni me preguntastes por pecados,
Olvide la culpa,
Y la idea que tu Amor Puro,
Puedas hacer sufrir a un hijo tuyo eternamente,
Se volvio exageradamente ridicula!

La guerra para mí, en lo personal comenzo ese día de enero de 1980, ya casi 29 años después

Una Historia. Una Guerra 29 años después. IX Parte
Cuando en Enero del 1980 nos ametrallaron junto a mi tío, aún era muy pequeño para darme cuenta de la maldad y la crueldad, de la falta de amor en mí, y en mis hermanos, en todos lo que participamos de forma activa o pasiva en la guerra, en la revolución. Ese domingo cuando mi tío juraba que iba a un parcial, y yo de metido con él, y vimos a la tanqueta ametrallando todo lo que se encontraba a su paso en el tobogán de la Zacamil, no pensamos en regresar a la casa, creo que mi tío ya estaba metido en la guerrilla y tenía una reunión con alguien, o quizá era verdad su parcial, o quizá por otro lado, no habría podido trabajar en la NASA por su deficiente coeficiente de supervivencia, aja, ustedes creyeron que iba a decir intelectual, no para eso le hubiera dicho que por pen…o!.

Me he prometido no decir muchas malcriadeces, es decir palabras populares expresadas en un medio más, digamos, de cache.. Bueno esa paja me gusto.

Recuerdo que no encontramos a nadie en ingeniería, por lo que caminamos hasta llegar a la facultad de economía, aquel viejo cabrón, ups perdón se me salió, nos había seguido por un buen rato me decía Lencho, mi tío. Por un rato se nos perdía, por otro lográbamos verlo, ha de ser oreja me decía. Paso el rato, paso el tiempo, y entonces comenzamos a salir por la entrada de derecho, (habrase visto, salir por la entrada, y peor de derecho, creo que parecíamos vomito, digo por salir por la entrada, pues a pesar de que hay cosas que pueden entrar por la salida, es más “normal”; allá ustedes lo que quieran pensar sobre el tópico al que me refiero, pero créanlo, era la Entrada de Derecho) allí me dijo mi tío, “en este pecho rebotan las balas, pues es de acero, soy superman”, entonces me cubro detrás suyo le dije. Cuando se comenzaron a escuchar los primeros disparos que además de la explosión del cartucho, se escuchaban silbar en nuestros oídos. Hay balacera me dijo, al suelo, al suelo, e inmediatamente nos tiramos al suelo, junto a las raíces de un árbol que habían levantado la acera. Mientras nosotros estábamos en el suelo, mi perro el Boby, jugaba como loco alrededor nuestro, su mezcla de Papillón, con aguacatierri, no lo hacían nada feroz, no sé cuanto tiempo paso, creo que como medía hora, pero lo que si recuerdo era como las balas de G3 rebotaban en las piedras y en el árbol que estaba protegiéndonos como enviado del Padre.

La tierra que salpico en mi cara, por la bala que cayo frente a mi, después de la ráfaga que la guardia nacional dio como respuesta a los pedidos de alto al fuego de mi tío, pues había un niño, o sea yo, con apenas 10 años de edad, no fueron suficientes, siguieron disparándonos, cada vez el árbol se movía un poco más. Recuerdo los gritos de los soldados, o prostitutos guardias (prometí que no sería tan malcriado, así que ya se deben imaginar que palabra iba a allí), o lo que hayan sido, que nos gritaban salgan con las manos en alto hijos de puta, y entonces mi tío me dijo, salga despacio, y entonces pude ver a dos uniformados que nos apuntaban hincados a media calle, el tráfico lo habían parado. Dos más nos agarraron por la espalda, y nos doblaron los brazos a la espalda.

Caminamos como cincuenta metros, y había un gringo con un rifle que tenía mira telescópica, forrado de granadas en las cananas y dos fusiles al hombro, para que tanto no sé. Sus ojos parecían brazas rojas, o de la marihuana o de la coca, o de la falta de amor. Frente a él, dos guardias nos tiraron contra el muro y me dijeron, “abrí las patas mono cerote”, y recuerdo que me puse contra el muro abriendo las piernas, sin embargo me dijo, “que las abras cabrón”, y me pego una patada que me abrió las piernas de par en par; Boby al ver eso se le tiro encima y el guardia lo levanto de una patada que lo hizo volar más de un metro para arriba.

Mientras nos registraban con la más cruel bondad, llegaron dos guardias más y le dicen, aquí están los casquillos, “Mi Charlie”, con estos nos estaban tirando, mire aquí esta la prueba. Jamás había visto siquiera un casquillo de ese tamaño y de ese tipo. Y dijimos los dos, pero no, si no tenemos armas, no son nuestros, y le pegaron a mi tío diciendo, cállate pendejo. Mi tío le dijo al guardia que nos interrogaba, mi papá y mi abuelo son oficiales del ejército, retirados, pero son oficiales. “Hablen con mi Charlie”, dijo y nos escoltaron a la vuelta, donde estaba una tanqueta repleta de gente sangrando, hombres y mujeres. E interrogó el Charlisito ese “¿cómo se llama tu papá?, Mata, dijo mi tío, y mi abuelo Mauro Mata Velásquez. Al rato volvieron y dijo, “bueno váyanse a la mierda, pero corran”

“No corra que esa es la ley fuga, solo camine rápido”, me dijo Lencho, me agache y agarré a mi perro y comencé a caminar a la par suya, suya suya no, sino a la par de mi tío, el Lencho, hasta la esquina donde había un taxi, de esos Hyundai tipo Pony. En el dos hombres.

El día y la gracia, aún no habían terminado, sin embargo el Amor seguía con nosotros, protegiéndonos. Mi tío le pregunto al taxista, que estaba en el taxi, me llevaran los rusos por inteligente, pero que estaba acompañado por otro, que cuanto nos cobraba por salir de allí, por sacarnos lejos, lo más lejos posible. A la Atlacatl, le dijo Alex, 10 colones, le dijo, una fortuna en ese tiempo. Lindos los dos nos subimos al carro, obedientes.

En el mismo momento que estábamos sentaditos en paz, dentro de aquel carro, el taxista y su acompañante se bajaron con pistola en mano a encañonar a 2 tipos que venían caminando por la calle antigua a San Antonio Abad; luego de encañonarlos, los golpearon y les pusieron sobre el taxi. Y se los dieron a dos guardias que estaban allí. El día siguiente aparecieron dos jóvenes muertos, con las características de ellos, dentro del campo de la universidad. En eso mi tío les dijo que no tenía “pisto” y que nos bajaríamos. Pero, por qué, dijeron, y dijo se las hago más barata. No gracias, y caminamos al otro lado de la calle y nos subimos a un bus de la ruta 3, no recuerdo cuanto tiempo estuvimos en ese bus. Recuerdo que cuando llegue a mi casa después de cómo 3 o 4 buses, mi memoria ha borrado un rato de ese día, sentí paz. Le contamos a mi mamá y a mi abuelo, creo. Y simplemente nos dijo, ya ven, tengan cuidado. Y siguió barriendo, dos o tres horas después comenzó un llanto constante por casi una hora. Y que hubiera hecho si los hubieran matado.

Ese día, al menos para mi, dejo como saldo, la muerte de la hermanita de 7 años de un compañero de escuela, pues una de las balas disparadas por la tanqueta .50mm, la había matado en el tendedero de su apartamento del tercer piso; le destrozó el cráneo. Un ángel de vuelta en la casa del señor, que quizá ese día nos había protegido.

Niña Chavista

Realmente no tengo opinión, ni buena ni mala; pero la verdad no sé que pensar.

Estoy en contra de la guerra, en contra del uso de niños en la guerra. Nunca pensé en la política, por eso, no sé que pensar.

Ya no sé que pensar, pero si quiero un paraíso en la tierra. Y no doy mi opinión al respecto, mejor me la guardo.

Pero la verdad aplaudo la capacidad de la niña.

viernes, 23 de mayo de 2008

Toby, ¿el Pastor Edgar López Beltrán para Vicepresidente?

¿Edgar López Beltrán, pastor de la iglesia Tabernáculo Bíblico Bautista “Amigos de Israel”, será el candidato arenero a la vicepresidencia de El Salvador? ¿Es un guía religioso que erró el camino? ¿Sus seguidores tendrán suficiente conciencia cristiana para darse cuenta? ¿Seguirá más a el hombre que se aleja de Dios, que a Dios mismo?

Esa es una pregunta que no causaría revuelo alguno en mi persona, si el candidato fuera un ministro religioso cualquiera o diferente a esta persona; es más creo que los miembros de cualquier iglesia pueden ejercer cargos políticos; y me alegre tremendamente cuando Lugo logro la presidencia en Paraguay.

Creo firmemente que los ministros de Dios, aquellos que se autodenominan ministros de Dios, son personas obligadas a trabajar por el reino de Dios en todos los sentidos. Y digo autodenominadas, ya sea por una estructura jerárquica o por su propia estructura como en el caso de Toby.

Sin embargo mi pregunta es ¿Toby realmente trabaja por la consecución del reino de Dios?; sin ofender a sus seguidores creo que actualmente no lo hace. Y cuando digo esto, es por que visite su iglesia, me sentí muy confortado y recibí milagros allí. Pero lamentablemente, hoy por hoy, creo que el pastor a desviado el camino, y esta ocupando en vano el nombre de Dios; pues ha calificado erróneamente a los que sabía que serían sus oponentes de demonios o hasta del mismo satanás; cuando perfectamente sabe que no hay castigo de Dios.

Cuando comprendí que Dios no castiga, no juzga y tampoco condena; también comprendí que el uso en vano del nombre de Dios no es condenado por Dios mismo. Sin embargo, en este plano de cosas, en el reino de lo relativo; me parece poco digno que un ministro religioso se aproveche de la fe, de la inocencia del pueblo y del garbo que tenga con sus seguidores. Y que además se preste para explotar al pueblo que esta llamado a defender.

Esto para mi significa dos cosas; la primera es la desesperación de Arena por obtener la presidencia, y valerse del poder acumulado por Toby y su iglesia, pues debo reconocer que tiene poder acumulado; o que han estado orquestando éste momento desde hace mucho tiempo. Y lo segundo, y quizá lo más importante desde mi perspectiva no política; es que Dios nos da libre albedrío y podemos optar por usarlo para bien o para mal. En este caso específico estoy seguro que no lo están ocupando para bien. Y pesar de eso, la fe mueve montañas, y los seguidores de Toby seguirán viendo en él, a un enviado de Dios, esto no lo puedo discutir; pero los enviados de Dios tienen un papel que cumplir; y la política no es el camino de Toby. Ese no es el papel que Toby debe cumplir. No puedo discutir el ser enviado de Dios, pues todos lo somos, y escogemos un maestro de dos opciones, el Espirítu Santo o el ego, ¿aquién escogío toby?

Los seguidores del Tabernáculo deberán evaluar con guía divina, que solo reside en el Cristo que mora en sus corazones, si su pastor esta actuando correctamente o no. Y si escuchan con detenimiento y oído presto; seguro que se darán cuenta que su guía erró el camino.

Al final me surgen varias preguntas, entre estas ¿Arena esta rompiendo con la iglesia católica?, ¿rompe solo con la iglesia católica local, o con el vaticano mismo?, ¿esta candidatura traerá más división en nuestra tierra, El Salvador?; ¿La comunidad cristiana local ve esto con buenos ojos, dado que son gente con un sentido humano más grande que Toby? ¿Los Estados Unidos permitirán que un transgresor y mentiroso, violador de las leyes de la nación más poderosa del mundo, ocupe la vicepresidencia de uno de sus aliados más importantes en la región centroamericana?

Dios bendiga a El Salvador, y les de luz a los miembros del Tabernáculo Bíblico Bautista “Amigos de Israel”, y se den cuenta que su pastor erró el camino.

Irena Sendler, un tributo para un ángel.

Quien haya visto la película "La Lista de "Schindler", admirará la pasión y la grandeza de esta señora polaca. Un ejemplo del Amor de Dios actuando a través de nosotros

Irena murió el 12 de Mayo de este 2008, en su natal Polonia. Les recomiendo ver también: http://www.youtube.com/watch?v=jZSu00RN2wk




Mi Primera Manifestación

Una Historia. Una Guerra 29 años después. VIII Parte


Cuando nací estaba tan chiquito, que no recuerdo bien el día preciso; pero creo que fue un sábado en la tarde, quizá por eso soy medio dormilón, en mi pequeña infancia ya se hacía palpable la imagen de Dios, su amor, y que yo era un hijo favorito de Él, como tú. Quizá por haber nacido sin padre, y no precisamente por obra del Espíritu Santo, sino por obra de Dios. Y que no promocionaban tanto los condones. Pero Dios me regalo un fabuloso papá, a quien conocí muchos años después y es hoy un gran amigo; eso me permitió conocer el amor de padre de parte de mi bisabuelo, a quien amo mucho, y que esta en los cielos, un viejo militar retirado, con amor reprimido por los cuarteles, que bien recuerdo me lo daba todo a mi.

En mi niñez, logre conocer el amor de mi mamá, quien se sacrificaba mucho por mi, y quien libraba una batalla contra el amor, tratando de buscar rehacer su vida, como es normal y necesario para todo ser humano, comenzar de nuevo. A mi bisabuela, la Tete, quien era una linda viejita, que me dio su amor, que me sobreprotegía, y que era obvio con esto que su amor me entregaba. A mi tía Estela, quien también esta en el cielo. Medio loca, medio Santa, pero creo que tenía las venas llenas de amor, pero por esos caprichos de la vida, se quedo deseando mucho, al igual que tantos de nosotros hemos deseado que llegue nuestro amor verdadero, la princesa del cuento, o el príncipe azul, y nos damos cuenta demasiado tarde que ya lo teníamos; es más que no nos damos cuenta que hoy, lo tenemos todo para ser felices, solo debemos optar por aceptar la felicidad; con lo que sea que este alrededor; independientemente de como aparente ser. El Amor nos da lo que pedimos, y que si queremos nos quedaremos queriendo, y que lo que hay que hacer es saber que ya tenemos, algo así como ese bolado de El Secreto, o la Ley de Atracción.

Bueno, la onda es que con ellos, y mil personas más pase mis primeros años, así que como este chunche (vieran que problema poner este salvadoreñismo, por que la máquina me quería corregir a chinche), se trata de formar y a través de algo que yo tengo derecho a contar, mi propia vida, sin chambre en vivo y en directo. Y como no soy ni político, ni artista, ni deportista, sino solo soy un salvadoreño más, les cuento mi primera historia, de la que tengo conciencia, bueno de la que me dieron ganas de poner primero.

Mi Primera Manifestación

Habré tenido unos ocho años, íbamos de la casa de mis abuelos en la aldea San Antonio, cerca de la cancha del semillero, si en Santa Ana; hacía la colonia El Palmar, a visitar a mis tíos, creo que esa era la paja que mi mamá me dio, creo que ella quería ver el desfile bufó de la universidad nacional.


La cosa es que llegamos a una calle, allí por el Liceo San Luis, y cuando venía el desfile con medio payasos y otros, y al mismo tiempo aparece la benemérita Guardia Nacional, pegando palos, culatazos, y manadas, y toda una sarta de cosas, por supuesto las “putiadas” a los manifestantes del desfile, y como que no supieran, también a los babosos que estábamos viendo. Recuerdo que mi mamá me abrazo y mi tía Hilda abrazo a Neto mi primo, y Evelin mi hermana del alma, se abrazo a nosotros, pues un guardia estaba matando a palos a un señor que estaba en la parada de buses con nosotros, creo que él realmente estaba esperando la 51, y el pobre solo abrazo a su hijita, una niña de unos 7 años. Ese mismo día nos fuimos por la línea del tren caminando hasta el ferrocarril, donde estaba la casa, y alli de nuevo apareció la Guardia con los patrulleros juntos, bueno no juntos, es decir caminando a la par, no crean que eran de juntarse, para eso estaban las cipotas que no eran feas, jaja. Bueno con la ignorancia de niño me dio miedo, nos pararon y nos dijeron, de donde vienen, y mi mamá les dijo algo, y nos dijeron bueno, váyanse.


No puedo olvidar los golpes que recibieron mis hermanos, al igual que Jesús Cristo, como inocentes, solo por estar allí. La historia había comenzado años antes, bien quisiera que fuera de fantasía, pero es solo un recurso de aprendizaje.


jueves, 22 de mayo de 2008

Ser tu amor

Es fácil deleitar mi vida siendo tu amor,
gozar del ser tu amor es todavía un anhelo
ser uno contigo es casi siempre gozoso
pero deseo saber que es, ser uno conmigo.
Recuerdo mis frases y tu linda sonrisa
recuerdo tus frases, no recuerdo mi risa
mi sonrisa no sale
no eres cruel, solo eres tú,
eso lo entiendo
pero aún no lo acepto
me preocupa encontrar el día para no volar
y a pesar de mi amor, borrar la historia,
o peor aún, hacer mi propio cuento
con una princesa que acepte mi hechizo
de ser yo, sin buscar más allá
donde yo no estoy
ni pienso llegar por ser como soy
soy solo yo, amándote a ti.

Te amo princesa.

Moro

No estas deprimido

Vale la pena verlo

miércoles, 21 de mayo de 2008

¿Las chicharras son una farsa?

Protesto, pongo mi grito en alto. Basta ya de tantas mentiras. Eso quisiera decir. Pero la verdad, es que es un mundo hermoso, y a cada cosa lo suyo. Las benditas chicharras.

Recuerdo claramente a mi bisabuela diciéndome que las chicharras son únicas de Semana Santa; que su bello canto, ese chirichirichichi, constante, es un recuerdo del llanto por la muerte de nuestro señor. Es más, tienen los tres clavos del señor, en su vientre bajo. Esa es la prueba irrefutable de que debemos guardar respeto por la semana santa y arrepentirnos de nuestros pecados.

Las chicharras no salen nunca en un tiempo diferente, y solo viven más o menos la cuaresma. Todo esto fue una verdad que ni siquiera me tome la molestia de verificar en libros, el Internet o cualquier otra medio de información; quizá ni siquiera pregunte, o cuando pregunte me dieron respuestas similares. Es una verdad inobjetable para un niño de 7 años. Y para un viejo de 33 tres cuando llegue a Paraguay.

Pero era tan niño, que este dogma de fe, creció conmigo, y era un misterio que no quería romper. Los sueños dulces como Santa Claus, o el de las chicharras, es dulce, ¿para qué romperlo?

Recién pasadas mis tres primeras décadas, en mi primer diciembre en Paraguay, comienzo a escuchar chicharras; cosa que lleno mi corazón de incoherencias, no era posible esa situación, quizá eran otros animales, algunos grillos impostores que se hacían pasar por trovadores de canto de chicharra. Esos eran farsantes absolutos. Chicharras hay que defender su historia. O, ¿habrá sido un "Original Copy" de las Chicharras Salvadoreñas? Piratas pues.

El vuelo torpe, el vuelo hermoso de estos animales, me gritaba: somos chicharras, somos aquellas de Semana Santa. En mi cabeza la confusión fue enorme. Salí corriendo y tome mi carro por toda la Mariscal López, y llegue con el corazón en la mano. Le contaba a mi esposa que las chicharras estaban presentes en el ambiente; como que ella fuera tan torpe como para no darse cuenta. Y me dijo calmate, que alguna explicación debe tener. Yo también las escucho!

Ese también los escucho fue una baldada de agua fría, ¡era un complot del universo!

Yo me imaginaba lo peor, un desastre, el fin del mundo, los ejes de la tierra cambiando rápidamente y un viento lo suficientemente fuerte y constante como para hacer viajar a mis amigas las chicharras, a esas de los tres clavos del señor, hasta mi nueva tierra. ¿Sería un llamado desesperado de El Salvador?, ¿Un llamado a sus hijos?. ¡Dios mío!, ¿qué era eso que rompía las enseñanzas básicas?. Doctrinas fuera del catecismo Ripalda.

Esa misma tarde sin esperar más, me fui directo junto al contralor de la empresa y le digo. Antonelli, por tu sabiduría milenaria; no es que fuera sabio, sino que ya era viejo, pero con un don especial de ver las cosas desde un punto de vista más allá del bien y el mal; ¿has visto las chicharras? Y se me quedo viendo de manera parecida a la de la chica de la cachucha.

¿Cuáles chicharras? me dijo,

Esas que están cantando, esas que están por todas partes, le respondí. Y luego su cara cambio y me dijo con sabiduría expresada en palabras sencillas:

Las cigarras son únicas y exclusivas de esta época del año. Cuentan que en su pecho quedaron marcados los tres reyes magos cuando buscaban el pesebre de nuestro Señor. Y la estrella marco a estos animalitos.

En ese momento mi confusión era más grande. Muerte en mi país, nacimiento allá en el sur. Bueno que más da, si anuncian algo hermoso, a Jesús de Nazareth. Si bien no soy religioso, hay cuentos como este que me encantan. Incluso sigo creyendo en Santa Claus, a pesar de que mi hijo de 9 años me vive diciendo que es solo un bello cuento.

Pero con las chicharras, algo que creí 100% salvadoreño, no es igual. Me siento en la obligación de decir a mis hijos la verdad. La verdad que nace en en nuestro corazón esa que puede hacer realidad nuestros cuentos, y nuestras fantasías y que hacen de cada época un momento especial.

En Paraguay entre otros símbolos de la navidad, además de la cigarra o chicharra obviamente; se encuentran la flor de coyol, con ese aroma típico de la semana santa en nuestra tierra.

Gracias Dios por sacarme un poquito de la ignorancia, en vivo y en gato color. Y gracias Señor por permitirme enamorarme otra vez, de la fantasía y hacerla realidad cuando sea necesario.

Vivan las chicharras, en Navidad y en Semana Santa. Ambas son vida.

martes, 20 de mayo de 2008

Noche siguiente

Noche nueva en tierra extranjera,
donde el gaélico susurrar del Sena
es cómplice de la nube que llora
la tortura perpetua que talla mi alma,
clavando filosos puñales en mi oído

Con sonetos plagados de desconsuelo
por la vida que no es, por la que sí es,
por ser como soy, por ser como eres,
tu cuerpo lo extraño, pero no tanto
como a ti, mi siempre princesa.

Noche soleada de camas y cortesanas
Solo en la fantasía temida de aquella que amo
llenando con plaga mi sentimiento añejado
matando mi voluntad con dagas certeras
el ocaso, amor, no quiero hallar.

En la embestida, desgarras mi mente;
en mi corazón al contrario, el amor florece
si solo fueras un poco más como te quiero
si solo entendiera un poco más tu pensamiento
pactaríamos ser tú y yo, sin ser solo uno.

Noche silente en el abrumante contigo,
musitando liturgias, siendo ateo confeso
de tus rezos provenientes del dios mentiroso
que goza y sacrifica mi amor auténtico
en heréticas misas, carentes de verdad.

Diosas y dioses, quienes sois vosotros
si no sois el verdadero, ese que vive en mí
pero también en ella, por que buscáis fuera
cuando sabes que la amo, con toda mi esencia,
como niño rendido, sin mentiras y tropiezos.

Noche siguiente para evitar tu llegada
convoco a las fuerzas armadas
para reprimir a las más bellas estrellas
y torturar el firmamento para que diga mi verdad
te pido no llegues, no llegues por piedad.

Moro

Con o Sin Ti


Mi última juventud la sueño contigo,
mientras llega, en mi corazón la poesía crece
triste sin consuelo, desconsolada y sin anhelo
por musas ilusorias en las que tu corazón fenece

Y con él, mi último beso

Pinto la poesía con ilusiones mentirosas
de ser tu amor cuando los hijos se van;
en tu boca silenciosa encuentro esperanzas
de callar tu ilusión obscena que arruina mi pan

Y a pesar de él, mi amor florece

Mi corazón se seca, se pudre y crece
en la ceguera de la imaginación fecunda
de mi verdadero amor, mi única amada,
condenando la juventud de cuando se envejece

Y en ella, con o sin ti, te seguiré amando

En tu silencio encuentro al ángel dormido,
a la princesa con las acuarelas de mi prosa,
a la cruel carcelera que mi amor ha reprimido,
a la afrodita que me hizo prisionero, siendo mí musa

Y a pesar de ella, te veo a ti

Amada esposa, con corazón de diosa
como poesía esculpida en la tempera
del escultor de tu cuerpo con encantos latinos
que no deja de ser perfecto, por que te amo a ti.

Con o sin ti, te amaré

Moro

Los Soldados que Lloraban

Una Historia. Una Guerra 29 años después. VII Parte
¿Han visto soldados llorar? Yo sí, y no me siento orgullo de ello. Son mis hermanos, son mi gente, son hijos de Dios. Les guste a ellos o lo acepten otros, son gente que siente, gente que ama. Son hijos de alguien, y estoy seguro que una madre elevaba una plegaría por ellos.

A quien protegería Dios, al soldado o al guerrillero. La oración de que madre valdrá un poco más. Que santo tendría mas influencia. Pero que párroco estará más cerca de Dios. El que santigua y bendice al ejército, o aquel cura de la teoría de la liberación que ora en silencio y bendice al ejército del pueblo. A que cura o monseñor, arzobispo o campesino. A quién escuchará más Dios. El Dios de verdad, el único, no hace diferencia.

En Noviembre de 1989, atrás de mi apartamento, cuatro o cinco soldados de la primera brigada, se sentaron exhaustos. Cansados de guerrear, de matar, quizá de huir o hasta de obedecer ordenes, pero quizá y solo quizá de tratar de sobrevivir. Como niños comenzaron a cantar, cantos de soldado, de esos que parecen cantos de boy scout. Su voz era alegre, su voz se fue tornando triste, su canto se hizo llanto; literalmente lloraban como niños, quizá por su edad; ninguno habrá tenido más que veintidós. Desde el tendedero, y por una rendija logre ver a un tipo de blanco, en shorts y camiseta, con un rifle de asalto, un Ak – 47. Ese tipo era un francotirador de la guerrilla. Él estaba en la parte de arriba de los apartamentos; y estoy seguro que él, podía con una granada acabar con todos los soldados. O tiro a tiro matarlos a todos. No lo hizo. Solo se dio la vuelta, solo se fue.

Hoy me pregunto si él considero perdonar la vida de sus enemigos, si los consideraba sus enemigos. Me pregunto también si la oración de una madre perforó los oídos de Dios. Habrá sido buena gente. O comprendía que somos hermanos.

No puedo generalizar, pero quienes pensaban así. Todos los guerrilleros, o solo algunos. Alguno dentro del ejército gubernamental pensaba igual, o quizá más, quizá ninguno.

No sé que pensó. Pero los soldados que lloraban, al menos ese día, al menos ese momento, no murieron en la víspera. Y una madre dio gracias a Dios.

jueves, 15 de mayo de 2008

Francotiradores en la Zacamil.

Una Historia. Una Guerra 29 años después. Sexta Parte

Hoy muchos años después de la ofensiva del 89, ya casi 20 años después, es difícil olvidar las historias, es difícil recordar el sentimiento de temor, de impotencia, de orgullo, de paz, pero no la Pacita, sino de la Paz.

Sin embargo y a pesar de los muertos la guerra siguió y llegó la paz. Para que vino la “pacita” no sé, pero allí dicen que está.


Mi primo postizo acababa de entrar a la escuela militar, y contaba historias que nos entretenían a todos, es increíble nunca considere a los militares como mis propios enemigos, sin embargo les temía, no a los que conocía, sino a aquellos que no había tenido el gusto o el disgusto de conocerlos en la civilitud, o civilización. Aún ahora creo que tengo paranoia con los uniformes, me dan miedo, me siento resentido, me dan desconfianza, y hasta siempre creo que me van a parar y eso genero algo así como no sentirme cómodo ante uniformes militares o de cuilios, bueno juras, chota, así ya no les dicen, café con leche, bueno con los policias.

Contaba este tipo, que estaba entrando un batallón de 150 comandos especiales del Atlacatl, quienes por cierto dejaban pachitos a los Kaibiles de Guatemala. Pero bien esto no se trata de ver quien es más eficiente para matar después de ser entrenado para lo mismo.

La cosa es que por los edificios de los cincuenta, numeración no años, venía la columna, y de pronto se escuchó un disparo, y el primer hombre en la fila cayó herido de bala en el pie; la tropa se detuvo. Lo retiraron y asumo yo que lo llevaron a la retaguardia, o al hospital o bueno, para donde haya sido, pero el chunche es que siguieron avanzando, a los pocos pasos otro disparo y el nuevo primero de la fila, cae con un disparo en la rodilla. Y les grita el francotirador que el próximo era en el Website, obvió que en ese tiempo no se conocía la palabra, y quizá aún ahora no esta claro que es el Website, ya que en México, bueno en Juárez es el orificio posterior del cuerpo humano utilizado para la excreción de alimentos procesados, y que es un campo de diversión para muchos y muchas, eh, no se hagan. Pero para mi son los coyolitos, los tes... culos

La cosa es que este tipo paró a 150 hombres con dos disparos. El poder de la mente, y el manejo perfecto que hacemos los humanos de este, obvió a la conveniencia de aquellos que nos manipulan. La muerte decían enardece a los compañeros, las heridas y los gritos de dolor los intimida.

Los francotiradores en las guerras, o en nuestra guerra en particular, jugaron papeles importantes. No solo desde el punto de vista militar, sino en mi juicio, desde el punto de vista humano de la tragedia, dos heridos, varios guerrilleros y militares menos en la lista de bajas fatales. Entonces les pregunto, ¿Dios hace uso de francotiradores para evitar más muertes? El Amor tiene caminos tan raros, pero quien soy yo para cuestionarlo, su hijo me respondo, pero no cuestiono irreverentemente, sino por el contrario para remembrar la sabiduría que Él me otorgo, cuando me hizo a su imagen y semejanza.


Después de unos 15 días o 3 semanas, el caso es que el tiempo es solo la ilusión de nuestros sentidos, que permiten que corra o se detenga; el tiempo es relativo. De plano que esa cosa del tiempo es una percepción engañosa de algo que no existe. Pero ni mocos, coles.


Retomando los 15 días ilusorios, o 3 semanas de penas que envejecieron años a muchas personas; se encontraba el ejercito ya en posesión de la tierra recuperada a la guerrilla; la Zacamil, que de tierra liberada pasó a ser tierra recuperada, para qué y para quien no sé, pues vivíamos los mismo allí, menos los muertos, más los que se hacían pasar como vecinos. Y la renta y el pago de casa se seguían haciendo, así que recuperaron la tierra para seguir pagándola. Bueno, al menos eso creo yo.

Pero bien, después de un tiempo, en el último edificio, o el primero dependiendo de donde venga, no usted, bueno yo, o bueno si voy o va o vengo o viene, pero bueno el que está enfrente a la cancha de tierra de la Zacamil, la tercera cancha para ser específico; allí se había instalada un francotirador, y otro en la loma que se encontraba enfrente al ya tan mencionado edificio de venida o de ida. Estos dos francotiradores, y no los edificios, eran los responsables de cubrir, al menos en ese sector, la retirada de las fuerzas armadas del pueblo, como que los soldados eran extranjeros, pero bien.

Pasaron los días, y ambos francotiradores se saludaban a las 6 de la mañana y a las 6 de la tarde, algo así como cuando los ángeles se reúnen a la misma hora para entonar cantos a Dios. La loma y el edificio estaba rodeado por fuerzas especiales del ejército, tanquetas, jeeps, y obviamente sobrevolada por aviones y helicópteros. Muchos fueron los intentos de sacarlos, escalaban los edificios y siempre los regresaba a balazos; intentaban subir la loma, y lo mismo.

Como al cuarto día, llega un soldado cerca de la casa, y dice, a ese hijueputa de la loma, lo logramos sacar con una bazuca de 90, 90 milímetros asumo, y le pregunta el otro, te lo echaste, y no alcance a escuchar su respuesta. Sin embargo el otro seguía en el edificio, a pesar de los rockets, las punto 50 y todos los intentos desesperados que hacía el ejército del gobierno, por que si bien los soldados son del pueblo, el pueblo no es del gobierno; y digo esto por que hasta ahora creo que varios personajes siguen creyendo que el pueblo les pertenece.


Las malas lenguas, esas que cuentan todo y un poco más, y cuando deben contar todo, cuentan menos; que dos soldados habían escalado el edificio por la parte posterior, y que cuando estaban a punto de abrir unos boquetes para entrar, el fracotirador los bajo de un disparo en la frente. Los helicópteros no podían descargar sus comandos arriba, pues no los dejaba. Todo esto era parte del espectáculo, tipo Rambo que lográbamos contemplar desde el bosquecito. Era nuestra película de guerra, Made in El Salvador, sin efectos especiales. Con muertos de verdad; pero sobre todo con sufrimiento que no puede ser captado por las cámaras. Con madres que se quedan sin hijos, o hijos que se quedan sin padre. Etc.

Esta historia no termina, es más creo que la reescribiré un poco más adelante. Pero el cuento como tal terminó cuando el ejército tomo el edificio, y no encontró a nadie. No celebro la muerte de nadie, pues este cristiano mató a varios, pero me pregunto si era compadre de David Coperfield; o era un ángel alado, que tomo como rehenes en el cielo a los hijos de Dios.

Hoy me pregunto, ¿los salvadoreños queremos revivir esto?; o peor, ¿quiénes obstentan el poder quieres escribir un cápitulo más en la sangrienta historia de un país que se llama El Salvador?. ¿Quíen obstenta el poder y qué es el poder?, esa pregunta tiene varias respuestas que yo no diré.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Mauricio Funes, periodista salvadoreño


Historia Profesional de Mauricio Funes:


Mauricio Funes, ha acumulado una serie de premios y reconocimientos a lo largo de su vida profesional.

En la primera búsqueda que realice encontre este artículo y que reproduzco en este blog.

El texto era original de la página www.mauriciofunes.com,

Sin embargo este es lo tome de :
http://nonualco.blogspot.com/2007/04/mauricio-funes-periodista-salvadoreo.html

Mauricio Funes inició su carrera periodística como reportero de Noticiero Tele 10 de Canal 10 de TV en Febrero de 1986.

En Marzo de 1987 fue contratado por Noticiero Al Día de Canal 12 como responsable de la fuente parlamentaria, la que cubrió por más de cinco años.

En todo ese tiempo dirigió los Programas de Debate del Canal hasta 1991. Ese año decide dejar la televisora para fundar el Centro de Video de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas - UCA y formar parte del equipo gestor de Radio YSUCA.

En 1992 regresa a Canal 12 para dirigir la política editorial de la televisora y asumir la Dirección y Conducción de La Entrevista Al Día.

A partir de 1997 asume la Dirección de Noticias de Canal Doce bajo la administración de TV Azteca que adquiere el 75% del capital social de la empresa.

En todo este tiempo ha dirigido y conducido también otros programas de opinión y debates como "En la Mira", una co-producción de Canal 12 de TV y la Agencia de Cooperación Canadiense, "Realidades, Periodismo de Fondo", programa producido bajo el auspicio de la Cooperación Sueca, así como las coberturas electorales de los años 1994, 1997, 1999, 2000, 2003 y 2004.

Fuera del Canal se ha desempeñado como corresponsal de CNN en Español desde Junio de 1991 a la fecha.

Dentro de su trayectoria periodística ha entrevistado a diferentes personalidades como: João Baena Soares, Javier Pérez de Cuellar, César Gaviria, Felipe González, José María Aznar, Vicente Fox, Hugo Chávez, Fidel Castro, Luis Ignacio Lula da Silva, entre otros.

A lo largo de su carrera periodística, Mauricio Funes ha obtenido los siguientes premios:

* "Premio Nacional de Prensa 1991" al Comunicador Social en la rama de televisión, otorgado por UNICEF.
* "Premio Nacional de Prensa 1992" al Comunicador Social en la rama de televisión, otorgado por UNICEF.
* Primer Lugar del "Premio Arzobispado de San Salvador para Comunicadores Sociales" en la rama de televisión, en 1992.
* Primer Lugar del "Premio Arzobispado de San Salvador para Comunicadores Sociales" en la rama de televisión, en 1993.
* Premio Internacional de Periodismo "María Moors Cabot", Universidad de Columbia, Nueva York, EU. en 1994.
* Declarado "Periodista Sobresaliente de El Salvador" por la Asamblea Legislativa de El Salvador, según decreto No. 204 del 8 de Diciembre de 1994.
* "Premio Brasil de Periodismo 1996", otorgado por el Gobierno de la República Federativa de Brasil.
* "Premio al Periodismo Democrático" de la Fundación Konrad Adenauer y el Instituto Salvadoreño para la Democracia en Junio de 1997.
* "Premio Nacional de Derechos Humanos, Herbert Anaya Sanabria", Noviembre de 1999.
* Galardonado ¨Periodista del Año¨ en la rama de Televisión por la Asociación de Periodistas de El Salvador, en Julio de 2000.
* "Mejor Entrevistador Televisivo 2004" y "Máxima Estrella Televisiva 2004" del Programa "Nuestras Estrellas" organizado por ASDER y el sitio web: elsalvador.com

Contexto en el que Mauricio Funes desarrolla su trabajo periodístico:

Mauricio Funes inicia su trabajo periodístico en la segunda mitad de la década de los ochenta cuando El Salvador vivía una sangrienta guerra civil.

Por esos años, el periodismo independiente y pluralista enfrenta una persecusión sistemática de parte de los militares y la extrema derecha, lo que impidió la modernización de los más importantes medios de comunicación, sobre todo impresos.

No obstante estos obstáculos, un grupo de periodistas nacionales, del que forma parte Funes, empujan un proceso de apertura de nuevos esquemas noticiosos que dan cabida a todas aquellas posiciones políticas e ideológicas hasta ese momento marginadas de los procesos de comunicación y generación de opinión.

Canal 12 de Televisión , medio en el que laboraba Funes, fue el primer medio de comunicación que institucionaliza un foro de discusión y reflexión en el que participan diferentes corrientes ideológicas, incluyendo la izquierda.

Mauricio Funes realiza las primeras entrevistas en profundidad a comandantes rebeldes.

En 1988 viaja a Costa Rica para realizar la primera entrevista televisiva de larga duración que concede a un medio de prensa nacional el ex comandante del FMLN, Joaquín Villalobos.

En 1991, en pleno proceso de negociación entre el gobierno de El Salvador y el FMLN, Funes entrevista al coordinador de la comisión de diálogo de la guerrilla, Shafik Handal, quién acababa de firmar un compromiso de respeto a los Derechos Humanos.

Ambas entrevistas fueron transmitidas en Canal 12, lo que provocó el retiro de anunciantes y el incremento de las presiones gubernamentales.

No obstante, de esta forma los espacios de información y opinión de la televisora contribuyen a empujar la idea del diálogo y la negociación como única salida a un conflicto militar que estaba destruyendo las posibilidades de crecimiento económico y desarrollo social del país.

De hecho, es en los espacios de opinión de Canal 12 que la población salvadoreña tiene oportunidad de conocer y confrontar, por vez primera, puntos de vista alternativos al gubernamental y ponderar la racionalidad y viabilidad de los planteamientos que en aquel entonces sustentaban la guerrilla y las fuerzas de oposición en el terreno político.

Años atrás, Canal 12 había sido excluído de la Asociación Salvadoreña de Anunciantes en represalia por negarse a participar de una campaña de boicot a la gestión gubernamental del expresidente Napoleón Duarte, quién había promovido un paquete de reformas fiscales que lesionaban intereses empresariales.

Esta exclusión, así como el retiro de importantes anunciantes privados de la programación de la empresa, refleja la intolerancia de algunos grupos de poder político y económico del país al esfuerzo periodístico por ampliar los espacios de participación y la agenda informativa a sindicatos, organizaciones sociales y partidos de izquierda, superando el estrecho espacio de discusión que habían abierto otros medios de comunicación.

Con la firma de la paz en Enero de 1992, el trabajo de Funes se orienta cada vez más a la creación de un periodismo crítico y fiscalizador del ejercicio del poder.

Bajo el entendido que la función de la prensa es monitorear el poder, sobre todo de carácter público, y evitar los abusos que se cometen en su ejercicio, Funes realiza una importante labor de investigación y denuncia de la corrupción gubernamental, especialmente, la relacionada con el proceso de privatización de la Banca y de administración de importantes instituciones autónomas del país, convertidas hasta ese entonces en fuentes de enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos vinculados al partido de gobierno.

Fue por las denuncias hechas en los programas de opinión de Canal 12 que se ven obligados a renunciar dos importante Ministros del ex presidente Calderón Sol, acusados de tráfico de influencias.

Durante la administración del expresidente Flores y ya bajo el control accionario de TV Azteca, Canal 12 continúa enfrentando toda suerte de presiones económicas y políticas orientadas a modificar su rumbo editorial.

A solo una semana del terremoto de Enero del 2001, el Presidente de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, obliga a Funes a cerrar un programa de orientación y denuncia ciudadana que puso al descubierto el mecanismo burocrático y excesivamente centralizado que el gobierno había creado para distribuir la ayuda internacional.

Estando al aire, Funes recibe una llamada telefónica de Salinas Pliego, quién le hace saber que acababa de atender una solicitud del presidente mexicano, Vicente Fox, quién a su vez había recibido una llamada telefónica de Flores pidiéndole su intervención para cerrar el programa que se había montado desde las primeras horas de ocurrido el terremoto.

Como parte de esta estrategia de boicot hacia Canal 12, Flores ordena el retiro de la mayor parte de la inversión publicitaria gubernamental e incide en algunos empresarios para que también retiren sus anuncios de la programación informativa del Canal.

Este retiro de anunciantes estuvo a punto de provocar la quiebra del Canal y su transformación en una estación repetidora de programas enlatados en México, producidos por TV Azteca.

Un año después de este boicot, el 24 de marzo de 2003, el gobierno de Flores presiona para el cierre del espacio "Sin Censura", que Funes venía dirigiendo desde 1997.

La Dirección General del Canal se limitó a informar que el cierre de este segmento obedecía a un proceso de redefinición editorial que, paradójicamente y contrario a lo que se había ofrecido, nunca provocó la ampliación de los espacios informativos y de opinión.

Pese a estos obstáculos, Funes se dedicó a fortalecer e institucionalizar la participación ciudadana, fomentando una presencia más activa de la población en la discusión de los temas que día a día formaban parte de la agenda pública nacional.

A finales del 2003, TV Azteca de México vende su participación accionaría mayoritaria a TV Azteca Oriente, empresa que opera cinco estaciones de Azteca en el sur de México, especialmente, en el estado de Puebla.

Bajo la nueva administración se incrementan las presiones administrativas contra Funes y el personal de prensa bajo su dirección con el propósito de transformar Canal 12 en una estación televisiva dedicada más al entretenimiento que a la información y la formación de opinión.

A mediados del 2004, TV Azteca Oriente compra el resto de las acciones de Canal 12 y se convierte en la propietaria absoluta del Canal.

En febrero del 2005, Funes es cesado en su cargo de Director de Contenidos y Noticias, sin que la empresa y los accionistas expliquen públicamente las razones del despido.

(Este texto estaba disponible en la página www.mauriciofunes.com, que ha dejado de funcionar, lo he rescatado del caché de Google.)
Publicado por Pedro Nonualco en 13:10
Etiquetas: Documentos
12 comentarios:

Los que se acusan a sí mismos


Extracto de un Curso de Milagros.
El cual recomiendo como un hermoso libro

1. Sólo los que se acusan a sí mismos pueden condenar. 2Antes de tomar una decisión de la que se han de derivar diferentes resulta­dos tienes que aprender algo, y aprenderlo muy bien. 3Ello tiene que llegar a ser una respuesta tan típica para todo lo que hagas que acabe convirtiéndose en un hábito, de modo que sea tu pri­mera reacción ante toda tentación o suceso que ocurra. 4Aprende esto, y apréndelo bien, pues con ello la demora en experimentar felicidad se acorta por un tramo de tiempo que ni siquiera pue­des concebir: 5nunca odias a tu hermano por sus pecados, sino únicamente por los tuyos. 6Sea cual sea la forma que sus pecados parezcan adoptar, lo único que hacen es nublar el hecho de que crees que son tus propios pecados y, por lo tanto, que el ataque es su "justo" merecido.

2. ¿Por qué iban a ser sus pecados pecados, a no ser que creyeses que esos mismos pecados no se te podrían perdonar a ti? 2¿Cómo iba a ser que sus pecados fuesen reales, a no ser que creyeses que constituyen tu realidad? 3¿Y por qué los atacas por todas partes, si no fuese porque te odias a ti mismo? 4¿Eres acaso un pecado? 5Contestas afirmativamente cada vez que atacas, pues mediante el ataque afirmas que eres culpable y que tienes que infligirle a otro lo que tú te mereces. 6¿Y qué puedes merecer, sino lo que eres? Si no creyeses que mereces ataque, jamás se te ocurriría atacar a nadie. 8¿Por qué habrías de hacerlo? 9¿Qué sacarías con ello? 10¿Y de qué manera podría beneficiarte el asesinato?

3. Los pecados se perciben en el cuerpo, 2no en la mente. 3No se ven como propósitos, sino como acciones. 4Los cuerpos actúan, pero las mentes no. 5Por lo tanto, el cuerpo debe tener la culpa de lo que él mismo hace. 6No se le ve como algo pasivo que simple­mente se somete a tus órdenes sin hacer nada por su cuenta. 7Si tú eres un pecado, no puedes sino ser un cuerpo, pues la mente no actúa. 8Y el propósito tiene que encontrarse en el cuerpo y no en la mente. 9El cuerpo debe actuar por su cuenta y motivarse a sí mismo. 10Si eres un pecado, aprisionas a la mente dentro del cuerpo y le adjudicas el propósito de ésta a su prisión, que enton­ces actúa en su lugar. 11Un carcelero no obedece órdenes, sino que es el que le da órdenes al prisionero.

4. Mas es el cuerpo el que es el prisionero, no la mente. 2El cuerpo no tiene pensamientos. 3No tiene la capacidad de aprender, perdo­nar o esclavizar. 4No da órdenes que la mente tenga que acatar, ni fija condiciones que ésta tenga que obedecer. 5Él cuerpo sólo man­tiene en prisión a la mente que está dispuesta a morar en él. 6Se enferma siguiendo las órdenes de la mente que quiere ser su pri­sionera. 7Y envejece y muere porque dicha mente está enferma. 8El aprendizaje es lo único que puede producir cambios. 9El cuerpo, por lo tanto, al que le es imposible aprender, jamás podría cam­biar a menos que la mente prefiriese que él cambiase de aparien­cia para amoldarse al propósito que ella le confirió. 10Pues la mente puede aprender, y es en ella donde se efectúa todo cambio.

5. La mente que se considera a sí misma un pecado sólo tiene un propósito: que el cuerpo sea la fuente del pecado, para que la mantenga en la prisión que ella misma eligió y que vigila, y don­de se mantiene a sí misma separada, prisionera durmiente de los perros rabiosos del odio y de la maldad, de la enfermedad y del ataque, del dolor y de la vejez, de la angustia y del sufrimiento. 2Aquí es donde se conservan los pensamientos de sacrificio, pues ahí es donde la culpabilidad impera y donde le ordena al mundo que sea como ella misma: un lugar donde nadie puede hallar misericordia, ni sobrevivir los estragos del temor, excepto me­diante el asesinato y la muerte. 3Pues ahí tú te conviertes en un pecado, y el pecado no puede morar allí donde moran el júbilo y la libertad, pues éstos son sus enemigos y él los tiene que des­truir. 4El pecado se conserva mediante la muerte, y aquellos que creen ser un pecado no pueden sino morir por razón de lo que creen ser.

6. Alegrémonos de que ves aquello que crees, y de que se te haya concedido poder cambiar tus creencias. 2El cuerpo simplemente te seguirá. 3Jamás te puede conducir adonde tú no quieres ir. 4No es un centinela de tu sueño, ni interfiere en tu despertar. 5Libera a tu cuerpo del encarcelamiento, y no verás a nadie prisionero de lo que tú mismo te has escapado. 6Tampoco querrás retener en la culpabilidad a aquellos que habías decidido eran tus enemigos, ni mantener encadenados a la ilusión de un amor cambiante a aquellos que consideras amigos.

7. Los inocentes otorgan libertad como muestra de gratitud por su liberación. 2Y lo que ven apoya su liberación del encarcela­miento y de la muerte. 3Haz que tu mente sea receptiva al cam­bio, y ni a tu hermano ni a ti se os podrá imponer ninguna pena ancestral. 4Pues Dios ha decretado que no se pueda pedir ni hacer ningún sacrificio.

lunes, 12 de mayo de 2008

Una Alabanza Diferente. Un solo Dios


Un poco la idea es compartir una experiencia nueva para mí, ojalá sea hermosa para todos. En el video hago mención de la Mesquita Azul; y realmente es la Catedral de Santa Sofia. o Haya Sofía como dicen los Turkos. Gracias por la correción Chishi; era la emoción del momento, y la premura de sacar algo desde allí.

sábado, 10 de mayo de 2008

Es malo tener razón y es bueno equivocarse


Extraído y traducido de "It´s not how good you are, it´s how good you want to be" de Paul Arden Es malo tener razón
Estar en lo correcto se basa en el conocimiento y en la experiencia, y usualmente se puede probar.

El conocimiento viene del pasado, así que es seguro. También esta desfasado. Es lo opuesto a la originalidad.

La experiencia se ha construido con base a soluciones a viejas situaciones y problemas. Las viejas situaciones son probablemente diferentes a las que se nos presentan en este momento, así que las viejas soluciones tendrán que adaptarse para que se ajusten a los nuevos problemas (y probablemente se ajustarán mal o no del todo), y más aún es que si tienes la experiencia lo más probable es que la uses.

Eso es haraganería.

La experiencia es lo opuesto a ser creativo.

Si tú puedes probar que tienes razón, has sido afianzado en cemento. Tú no podrás moverte con el tiempo y sus cambios, o con otra gente.

Estar en lo correcto es también ser aburrido. Tu mente esta cerrada. Tú no estas abierto a nuevas ideas. Te has arraigado a tu exactitud, lo cual es arrogante. La arrogancia por cierto es una buena herramienta, solo si se usa esporadicamente.

Lo peor de todo es que, tener la razón, tiene un tono de moralidad intrínseco. Cualquier otra cosa sonaría como debilidad o que fallo. Y la gente que tiene la razón odia y detesta que los demás se den cuenta que fallaron.

Así que: Es malo tener la razón, por que la gente que la tiene se enraizo en el pasado, tiene aires de satisfacción y esta empachado con eso.

No sé puede conversar con ellos.

Es bueno equivocarse
Comienza a equivocarte y repentinamente cualquier cosa es posible.

Ya no tratarás jamás de ser infalible. Estas en lo desconocido. No hay forma de saber que puede suceder, por lo que hay más chance de que te sientas sorprendido que si solo te dedicas a tener la razón siempre.

Por supuesto que estar equivocado tiene sus grandes riesgos

La gente se abstiene de sugerir ideas estúpidas por el miedo al que dirán de todos los demás. No dudo que habrás estado en reuniones donde ideas frescas han sido llamadas, y te dan la libertad de sugerir de manera original.

Y el grupo en lugar de decir que esa idea, es la idea que los llevará al estrellato; se queda callado y todo el mundo en el salón comienza a ver el techo el piso, al vecino, y hasta juegan con los ojos ignorando la reunión.

El riesgo es una forma de medir a la gente, la gente que no toma riesgos, esta tratando de conservar lo que tiene. La gente que toma los riesgos es aquella que normalmente siempre llega a tener más.

Algunos riesgos tienen un gran futuro, y algunas personas les dicen equivocados. Pero estar en lo correcto sería como caminar hacía atrás en la acera, probando donde estaban.
Estar equivocado no es estar en el futuro, ni en el pasado. Estar equivocado no esta en otro lugar que no sea en este Donde estes. En el presente.

¿Hay algún mejor lugar para estar?

Si caes, vuelve a caer, pero cae mejor. Samuel Beckett

Una Historia. Una Guerra 29 años después. Quinta Parte

Cuando conocí a Mardoqueo Cruz – Modesto Hernández
Allá por el mes de Octubre, en una de esas tardes hermosas de nuestro querido El Salvador, el sol ya pintaba los celajes anaranjados que tanto me gustaban, por su sabor a vacación, a fin de escuela, por su sabor a compartir un poco más con los amigos.

Era una tarde como para elevar piscuchas, pues la brisa soplaba suave, pero suficiente; el cielo definitivamente era el lienzo de un artista que elevo su sueño al universo. Esa tarde memorable, mi tío “el Lencho” llevo a la casa a su amigo, Mardoqueo, un tipo con una sencillez y un ángel dentro, o al menos eso era lo que proyectaba en mi. Creo que no habré tenido ni los 12 años para entonces. Mardoqueo Cruz o Modesto Hernández, eran los pseudónimos de esa persona que había entregado su vida a la lucha armada; a la causa de la revolución y liberación de su pueblo; era para mi gusto, un Mesías, un enviado de Dios; alguien que sabía que Dios se experimenta actuando; según nosotros pensemos.

Los recuerdos hoy en día vienen a mi mente en destellos vagos y borrosos; su cuerpo delgado, alto quizá un metro con setenta y cinco, su cara rasurada, vestido con unos jeans y camisa manga corta. Definitivamente de lo que si me acuerdo es de su estatura, más alto que yo, y no es que yo fuera chaparro, sino que él era alto que el promedio para la época; creo que ahora soy más bajito que el promedio, pero esta es otra época, al fin y al cabo sigo siendo chaparro, pero no tanto como antes. En este momento a 37 mil pies de altura, 2 horas de sueño y habiendo volado más de 12 horas y saber que aún no llego a Estambul, tengo que contarme chistes yo solo, pero la verdad es que mi memoria no esta funcionando bien; otros órganos si, por si se diera el caso de que alguien piense de manera involuntaria en funcionamiento glandular, hormonal o de coordinación de … lo que sea.


Creo que le debo dar más seriedad a este asunto. Mi recuerdo de Mardoqueo, trae a mi mente su bolsita de papel de empaque, de las que daban en el súper del Tío Paco, en la Zacamil, bueno como las de McDonald´s. Siempre pensé que allí andaba su comida, un pan o algo para aliviar el hambre. Y de hecho, Lencho mi tío, me lo confirmó. Pero en esa bolsita no andaba exactamente pan, ni comida; Modesto cargaba lo que él creyó necesario para realizar su sueño, el dar alimento a más y más gente, de manera justa y permanente. Modesto andaba allí su “cuete”; para protección personal y su instrumento para luchar por la verdad, en la que él creía; en la que yo aún creo firmemente. Justicia e igualdad de oportunidades para todos; lo que no es lo mismo que solo igualdad.

A estas alturas, y no por los 37 mil pies, sino por el tiempo que ha transcurrido, creo que era colocho, y su cara trigueña con un poco de acné, sin embargo insisto en que no es esto lo que quiero resaltar. Tampoco quiero conseguir arrebatos o pasión de cualquiera que lo haya conocido, esta es la versión de lo que recuerdo; y de el cariño que le tome en un par de veces que nos vimos; incluyendo las noches que durmió en mi casa. Y eso que yo no tenía ideología, ní que era usado, pues era conciente de que ayudaba a la guerrilla.

Ya a mediados de Noviembre, cuando caminábamos cerca del mini estadio de la Zacamil, nos encontramos de frente a la PN, Policía Nacional para los muy jóvenes. Modesto siguió incólume, no se inmuto, no gesticulo nada. Siguió caminando, y sus zapatos tipo Kickers, marcaban el paso, dejando la huella de la historia en la polvorienta vereda que llevaba hacía los cuatrocientos. Era la huella indeleble que queda en la memoria de los que no escribieron la historia, pero tienen el derecho de contarla.

La reacción de Modesto era la experiencia de convivir y sobrevivir casi a diario con el hermano que defendía una creencia diferente; ese que muchas veces confundí con el enemigo. Que hoy es solo es otro salvadoreño, que comparte el pan y las penas, la angustia y la carestía, pero que sigue pensando que cambiar es malo. Ese quizá solo sea el hijo de una tía. Recuerdo que mi tío solo me miró de reojo, y me comenzó a hablar del partido de béisbol que habíamos presenciado la noche anterior. Modesto y mi tío se adelantaron, cruzaron manos y modesto me dio un apretón de manos y me dijo nos vemos bicho. Esa fue la última vez que lo vi.

Allá por la 29, cerca del que era el Banco Salvadoreño, sucursal universitaria, le entregue mi primer paquete, para ser honesto nunca supe que era. Eran unos cuadernos, los que por cierto no me dieron ganas de leer. Recuerdo la instrucción clara, camine por el lado derecho, y allí encontrará a Modesto, caminando en sentido contrario; cuando lo vea, salúdelo y pídale el favor de que le lleve los cuadernos a la casa, pues usted irá a vacilar un rato y no quiere que su mamá lo regañe. Dicho y hecho, así sucedió.

Algún tiempo después mi tío no pudo asistir a su “encuentro”, y me mando a mí frente al Rosales. Allí fue más sencillo, en teoría, pues me dijo hágase el maje, (tonto pues). Pasé una y otra vez, no aparecía, ya cuando tenia ganas de irme de pronto sentí una mano que me detuvo y me dijo queondas bicho, que andas haciendo por aquí; en eso me volteó y no reconocía a quien me hablaba; me tomó varios segundos reconocer en esa cara, en esa ropa, en esa versión a Modesto. Como que había seguido el consejo de mi tío, aún y cuando no lo había visto, me pregunto haciendose el maje, sobre su tía, que la saludará que nos llegaría a visitar. No fue necesario que le dijera nada, él sabía que Lencho no había asistido. Se despidió diciendo que le dijera a su tía que la vería pronto.

Una y otra vez, los encuentros con Modesto, me permitían admirar su camuflaje urbano, su astucia, su tenacidad, su valor y creencia en la causa. Fue esa creencia en la causa, la que lo orilló a solicitar estar en el frente de batalla, allá en el monte, donde su cuerpo fue asesinado, pero no su corazón, ni su espíritu. Contaba Lencho antes de que se lo dieran a él y me quedará sin tío; lo que será otra historia; que en misión de reconocimiento al ejército, un compa resbaló y Modesto terminó con un disparo en la frente. Yo no he terminado aún, sigo creyendo en lo que Modesto creía. Igualdad de Oportunidades. Si tenemos libertad de tomar las oportunidades, somos libres y, hasta de ideologías. Y tampoco digo que es malo tenerlas, aquel que las tenga, que las goce, pero que no imponga por la fuerza nada. Yo trato de vender, como todos en la vida, mi forma de ver las cosas, pero doy la libertad de escoger.


Hoy discutía que nosotros somos responsables de nuestro destino, de crear las circunstancias de nuestra vida, de cambiar, de elegir. Y me decían que si los niños que nacen en medio de la guerra, o en África, o en América Latina y que mueren de hambre y de injusticias, son responsables de su destino. Según lo que creo, si lo son, no concientemente, tampoco como niños; sino como el ser que llevamos dentro, el que de verdad somos. El espíritu; a pesar de lo controversial de esto, debo sostenerlo dado que creo que puedo cambiar mis circunstancias, y aceptar que alguien no puede, hace que yo no pueda. Al decir que el espíritu eligió venir a eso, también acepto que somos un solo ser; y que ese niño puede cambiar sus circunstancias a través mía . Es mi elección escoger los instrumentos, yo quiero hoy Gandhizar a El Salvador.

Ojala la causa de Modesto Hernández, de Mardoqueo Cruz, siga vigente en el corazón de muchos. Modesto no tenía enemigos, solo tenía hermanos que defender, valor, una fe inquebrantable, creía en El Salvador; y sabía que siendo luz, tenía que pulir su cuarzo interno, para proyectar al mundo, la luz de Dios.

Él tomó las armas, yo tomo la palabra y digo que vale la pena cambiar El Salvador. No combatiendo ideas, sino compartiendo las que tengo, para bien, para mal, para nada o para algo. Sino compartimos, no evolucionamos. Yo quiero evolucionar y revolucionar con eso, mi pueblo, allá donde esta mi chanti; lejos de ideologías, lejos de soberbia, lejos de lo que nos aleja al uno del otro; con libertad de ser rico, pobre, feliz o lo que sea.

Las ideas de Modesto eran grandes, pero más grande es el poder que juntos tenemos de cambiar a El Salvador.