viernes, 5 de noviembre de 2010

Dime, de Aristarco Azul

“DIME “

Dime sin cuidado y con gran ternura,
como olvido tus besos encantados
que enloquecieron a mis ansias locas
a ser casto y anhelar desmesurado…

Si me dieras la cura del retardo,
me mandaras al borde del abismo
en el ciclo vaivén con frenesí
quedando mis tristes ósculos ciegos…

Así, te seguiría amando, midiendo,
en cada espacio terso de tus labios,
perdidos inquietos junto a mi boca…

Que reclama, delirante, gritando;
jamás perderé esa miel de tus besos
dime: Así, dueña de mi corazón…

Aristarco Azul
Reacciones:

2 comentarios :