viernes, 13 de junio de 2008

El Mejor descanso, el cuento de una compa en la montaña

Una Historia. Una Guerra 29 años después. XIII Parte

Contaba Almita, una linda guerrillera, que allá en el volcán de San Salvador, después de 3 días y 2 noches de andar en friega, combates, huidas y persecuciones, iban de regreso al campamento. Sin embargo un helicóptero UH 1H, de la fuerza aérea los había venido hostigando. La columna ya se había dividido y ellos venían en la retaguardia.

Tres días de no dormir, y venir cubriendo la retirada no es fácil decía, no tanto por el combate, donde habían salido airosos contra la primera brigada y un BIRI, no recuerdo el nombre. Lo difícil es realmente no dormir, traer la mochila al hombro, y el equipo, en su caso era un lanza cohetes y un AK - 47.

La onda es que el helicóptero pasaba cerca de ellos, sin ubicarlos, la idea era que no los localizará y poder seguir en paz. Después de tantas quebradas, barrancos y monte que habíamos atravesado, el cansancio era desgarrador, me cuenta. Sin embargo el instinto de sobre vivencia, la preparación y sobretodo la responsabilidad que llevaban los obligaba a los 15 a seguir adelante.

El mero masucho, dio la orden de silencio, y se congelaron a la orilla de un barranco, una especie de precipicio donde el paredón les daba protección más el camuflaje que usaban, al quedarse inmóviles, el piloto y su tripulación no los localizaban.

En ese instante, donde todos quedaron congelados, que habrá sido me dice, uno, dos, cinco minutos, no sé, me decía, perdí la noción del tiempo. La perdí de tal forma que aún hoy no recuerdo. Lo que si sé repite incesantemente, es que cerré los ojos, solo un poquito, fue un parpadear, algo momentáneo, casi un instante, no sé cuanto pero recostada en el paredón, con la mochila como colchón, y los pies como patas de cama, dormí parada unos segundos, minutos o lo que haya sido. Mira me dice, es increíble la paz, el descanso, la recuperación de fuerza, la serenidad, fue lo que llamarían algunos, "Un Instante Santo".

Pero ese tiempo fue suficiente para que Almita, recobrara las fuerzas, y tuviera la audacia de enfrentarse al ejército ese mismo día dos veces, y salir ella con sus quince compas bien librados. Dejando bajas cuantiosas en el ejército.

La intención me cuenta, nunca fue matar, solo debilitar al enemigo, lamentablemente en la guerra, los muertos son parte del juego. Al menos esa es mi opinión.

La guerra, es la máxima expresión de nuestra separación de Dios, si reconociéramos que todos somos uno, sería suficiente para procurar que todos tuviéramos lo necesario. En la unión con Dios, el sufrimiento ajeno se hace nuestro, pero con una empatía diferente, no como los EMOS de hoy, a los que no crítico; pero la empatía es salir todos adelante; convertirnos en la luz del mundo cada uno; sacar a nuestros hermanos, todos, ya sea guerrilleros o soldados en aquella época; del sueño, de la ilusión que somos entes separados, del castigo y la culpa.

La separación siempre ha existido, y es la causante de nuestra amnesia de quienes somos, Hijos de Dios, todos sin excepción. El día que nos reconozcamos como seres unidos, los unos a los otros, obviamente, más allá del cuerpo, entonces comenzaremos a recordar que verdaderamente somos uno. Y ese momento puede ser ahora.

El demonio no existe; pero dentro de nosotros, escuchamos la voz fantasmagórica que nos hace creer que los demás nos pueden hacer daño, y que por eso podemos y debemos dañar primero. Por eso las guerras, por eso los pleitos, por eso las envidias, por eso los "males de la humanidad", incluida allí la guerra y la enfermedad; todas son lo mismo, separación de nuestra Fuente Original. Ojala pronto, todos despertemos a la realidad, más grande, donde podemos compartir como hermanos, sin necesidad de la violencia, sin necesidad de los abusos; pero sobre todo con la paz y la felicidad que da el compartir con nosotros mismos, como uno solo.
Reacciones:

4 comentarios :

chishi dijo...

Veo que tu estilo es libre. Es decir que tenes una variedad de temas en tu blog, que bien podrian ser tres blogs separados, para que tuvieras audiencias de enfoque si te logras promocionar en otros blogs de la misma categoria:

Blog de guerra salvatrucha
blog de lo divino
blog de lo existencial.

Esos son tus tres temas y ahora mezclastes al menos dos de ellos sino es que los tres en una misma historia.

Y tu enfoque en cada una de tus historias es eclectico.

Creo que es un nicho.

Y no esta mal.

Saludos.

Mauro Mata Vicente dijo...

Hola Chishi,

Si de hecho es libre, y la idea original era escribir sobre temas de guerra con un enfoque meramente orientado a la vida, desde lo que le podrían llamar, divino.

Un divino más allá de la religión. De hecho cree Poemas de Moro, Parejas en Frijoladas, y Frijolitos Salvadoreños, sin embargo es difícil mantener los tres. Al de parejas no le he metido nada.

De hecho, y aunque no creo ser eclectico, en su definición más estricta, debo sonar, pues al vaciar mi filosofia real, llegaría más allá que eso.

Te invito, por primera vez, a que leas el curso de milagros, bueno, independientemente del punto de vista religioso, esa es más o menos mi filosofia.

Chishi, a que te dedicas?, vives donde?, aunque tengo una idea, al ver mi live feedjit.

Que formación tienes;

Te agradezco mucho tus comentarios, estoy pensando en escribir sobre el comentario de los francotiradores que me hiciste.

Saludos,
Mauro

Angel Rivera dijo...

Lo que Almita (una joven muy linda por cierto) hizo fue meditar. Moro lo felicito por su blog esta muy bueno. Un abrazo y a seguir adelante mi hermano.

Mauro Mata Vicente dijo...

Muchas gracias