lunes, 30 de agosto de 2010

¿Qué soy?, de dónde provienen mis frustraciones


Me estuve observando y creo haber logrado verme, y comprender que la frustración que experimento con los demás es la frustración que experimento conmigo mismo, al sentir que no he desplegado las alas del grandioso Ser que Dios, la Fuente Creadora, ha depositado en mí.



Debo entonces subsanar los conflictos conmigo mismo para poder subsanar mi vision equivocada del mundo. No son los demás, soy yo, soy solamente yo quien puede romper las cadenas de la frustración y dejar de proyectar lo que no soy.



¿y qué es lo que soy?



Un ser de amor, como cada mujer y hombre sobre la faz de la tierra



En esa misma observación pude encontrar que la fuente de amor en mí no se ha secado, y que jamás se secará, pues es Dios, la Fuente Creadora.



Cuando comience a aceptar quien soy, el Amor Personificado, entonces comenzaré a ver el Amor Personificado en los demás.



Debo perdonarme, pues así es com odejo de proyectar mi frustración en los demás, y así será como dejaré de ver en los demás mis defectos.
Reacciones:

0 comentarios :