miércoles, 25 de noviembre de 2009

Reconocer las elecciones en Honduras, es legitimar el abuso y el golpe



He escuchado a muchos decir que las elecciones en Honduras se deben reconocer, pues es el pueblo en su derecho ciudadano el que elegirá a sus nuevos representantes.

Neto Rivas en su blog lo menciona; sin embargo desde mi punto de vista eso es equivalente a decir que no hay problema si el asesino se casa con la viuda de su víctima, pues quiere resarcir el daño causado.

Las elecciones hondureñas, bajo la administración de Micheletti, es como la viuda negra; y estas elecciones serían el fruto de asesinar la democracia.  Esa no sería una democracia sana, ni valedera.

Definitivamente no, el gobierno salvadoreño y ningún gobierno en el mundo debe reconocer las elecciones efectuados bajo un régimen golpista, un régimen que no merece confianza.

Las electores hondureños pueden asistir a las urnas, pero la legitimidad y legalidad de las mismas no está garantizada, un FRAUDE con mayúsculas es inminente bajo un gobierno usurpador.

Las elecciones hondureñas no son válidas desde ese punto de vista.

Mauricio Funes está obligado a desconocer a un nuevo gobierno producto de esas elecciones
Reacciones:

0 comentarios :