lunes, 23 de mayo de 2011

“MADRE BENDITA” de Aristarco Azul

“MADRE BENDITA”



¡Madre!, digno soy por ser tu hijo,
bendita tú por ser mi madre,
déjame besarte con amor y regocijo…

Soy feliz a tu lado
porque me consuelas si he llorado
secando mis lágrimas con tu pelo rizado…

¡Yo soy tu niño amado!,
tú, mi virgencita creadora
que mi corazón henchido implora…

¡Ahora!, el mundo ciego, promiscuo,
destila su desdén por compromiso,
y emana su trillado desliz…

Entre los gritos del silencio
que se apodera eternamente
desde ¡Lo más recóndito del alma!…

¡Ahora! , que se da cuenta cuanto
han luchado los sabios por encontrar
¡El verdadero significado de tan bello nombre!…

Los grandes poetas han escrito
¡Los más sublimes versos!,
comprándolos con lo divino…

Y haciendo similicadencias
para embellecer y dignificar
tu santo nombre , ¡Se les hace breve!…



Sus comparaciones que quisieran
Ir, a otro arcano de paseo,
¡Para regresar a dar testimonio!…

Y crear un poema perfecto,
con textura de hilos de plata nocturnos
¡Para venderlos consentimiento!…

A quien tenga como pago ¡la sinceridad
y alegría! de tener tu amor; ¡Madre…!
¡Aquí tengo el alma en pena!…

Al precio de la melancolía
Porque solo la noche me cobija
¡Y mis sueños con al peso del ayer!…

Me envuelven de recuerdos maravillosos
que me hacen volver a nacer,
¡Para sentir tus labios tiernos!…

Sin importarme las lenguas
de la sociedad raza cretina,
¡Que no entiende mi amor!…

¡Por eso madre!, ¡soy magnánimo!
¡Con tu amor!; y tu nombre
¡La dueña del universo¡…

Aristarco Azul


Esperando, les guste a las madrecitas del mundo
Y a quien tenga sentimiento maternal
Porque ellos obtendrán:
Bendición de Dios
Reacciones:

0 comentarios :