jueves, 9 de septiembre de 2010

Renunciar a mi vida

Hoy en la mañana pensaba sobre lo cerca que he estado de renunciar a todo, a mi mismo, a sucumbir ante la vida y sus presiones, sus ilusiones y fantasías, Luego recordé que la vida soy yo mismo; que Dios el Padre, el Creador deposito en mí, vida; yo no tengo vida, sino soy vida...


Solo un comentario, por una pregunta que me hizo alguien, renunciar a la vida no significa morir, o quitarse la vida, sino dejar que la vida lo guie a uno, en lugar de uno guiar a la vida.
En algún sentido si es morir, pero no dejar este cuerpo.
Reacciones:

0 comentarios :