miércoles, 15 de septiembre de 2010

Angustia de un beso, de Aristarco Azul

Nota de Moro: Cada uno de los poemas de Don Aristarco me encantan, pero este en especial esta súper duper.  Excelente coloboracion,   Gracias

Decía un poeta, al mundo entro:
-Con amor puro y sincero,
ya tengo el alma partida,
de tanto dar toda mi vida,
he escrito mil poemas de amor,
tejidos con metáforas,
entre sonetos y liras ,
en busca de pasión;
he amado a bellas y lindas
mujeres, de varias edades,
y que me hicieron feliz,
con su manera de besar,
me les entregue sin precio,
les di mi manera de amar,
pero los malditos celos,
me llevaron a perder,
su cariño, sus besos,
y el descanso en sus catres,
donde disfrute tranquilo,
las veces cuantas yo quise
y sin importar el clima,
el lugar y el momento
ahora siento un desamor…

Vengan a darme tres besos,
uno para nunca olvidar,
que es divino dar un beso,
otro para seguir sintiendo,
y otro para que me lluevan,
otros labios sabor a miel,
que necesito seguir,
viviendo, para nunca morir
y si muero de pasión,
que sea en brazos de la mujer,
que me deje muerto de amor…




Y siguió el gran poeta,
contando sus amoríos,
lo hacía como si en verdad,
necesitara un amor,
que tenía como audiencia,
las mujeres más bellas,
más bellas del mundo craso,
y entre ellas también estaba ,
el ser que le dio la vida
y quien le había dado,
el primer beso, en su estadía
en este mundo donde él
clamaba, un tan solo beso…

Las mujeres bellas fueron,
corriendo a darle su beso,
eran tan encantadoras,
que por ellas, pagaban
cientos y miles de dólares
los hombres de negocios…

Sin serle, fue suficiente,
que con lágrimas gritaba:
-Denme un beso por favor,
para ya morir tranquilo…

La madre muy despacito,
recogió a su tesoro
y con un beso en la frente,
lo durmió en su pecho;
después de largo tiempo
se oyó en el escenario
una voz melancólica,
que se oyó por todo el mundo
¡Dios, mío, devuélvemelo


Diosito…por- que- yo-lo- a-mo!...


Aristarco Azul
Reacciones:

1 comentarios :