martes, 1 de marzo de 2011

“SEGURO DE TU AMOR”, un soneto Alejandrino de Aristarco Azul



Se abrieron senderos sin miedo ante tu belleza,
corrí desenfrenado hasta a tus brazos  cansado
de estar solo; se volvió eterna la tierna luz
con tus ojos de miel color canela purpura…

Se terminó el frío con el calor de tu pecho,
y bella música  de tu  artífice corazón,
que me hace soñar con ángeles y querubines
sintiéndome como amo del universo eterno… 

Ahora vivo como encantado jilguero cantor,
enamorado de tus besos, tu fragante  amor,
reluciente luz que hace la luna por las noches…


sobre la tersa  textura que cubre tu  dermis,
sintiéndome amado sabiendo que tus caricias,
besos y duce mirada serán siempre míos… 

                                             
                                                    Aristarco Azul
Reacciones:

0 comentarios :