jueves, 28 de abril de 2011

La Cruz Bendita, de Aristarco Azul

“LA CRUZ BENDITA”

¡Miren los frutos de la tierra!
como surgen a lo natural,
cuando del cielo llueve,
lágrimas del padre celestial…

Con sus brazos extendidos,
abiertos a los cuatro polos,
a cuestas un día,
¡llevó Cristo Jesús!…

Ahora le adoramos
y una oración  hacemos,
en gracia de sus frutos
que ¡Dios nos entregó!…

Aquí  en esta tierra, 
cuando Adán y Eva,
la creación  encaminaron…

Hasta que Cristo  muriera,
¡en  brazos de la cruz 
convirtiéndose en bendita!… 


                                        Aristarco Azul
Reacciones:

0 comentarios :