viernes, 12 de marzo de 2010

El Desamparado, de Aristarco Azul

 
 Marchando en las calles de la gran urbe
cantando una canción con amor,
por el amor de una simple moneda
con un bote vacío en el bolsillo...
 
Harapos mugrientos y una tristeza
con una hambruna atroz y una destreza
de dominar el estómago limpio
vacío y exasperado por comer...
 
A veces declamando a Alfredo Espino
anhelando la seda de esas manos
para sentir un tan solo cariño...
 
Ansiedad que lo confunde en las noches
en el palacio bajo el cielo azul
y puentes donde concilia su sueño...
 
En espera de una caricia y un beso
y ver los lindos ojitos de quien,
quien lo trajo a este mundo ingrato y cruel...
 
 
                                                         Aristarco Azul
Reacciones:

0 comentarios :