miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿Y los gay tienen derechos?





¿Serán seres humanos los gays?

Es la misma pregunta que viene endosada a la primera; y surge la duda existencial, los gays y las lesbianas, ¿serán Hijos de Dios?, y aquí me quiero complicar un poco, ¿de cuál Dios?

Seguramente no del mismo Dios al que "dice" representar el arzobispo salvadoreño José Luis Escobar, seguramente ¡no!, y ¡gracias a Dios que eso es así!

Tengo algunos amigos homosexuales y valla que magnificas personas son, que calidad humana que he encontrado en la mayoría de ellos, quizá no en todos pero si en una gran mayoría. Hasta donde sé, todos sin excepción, pagan impuestos, trabajan y sirven a los demás en mayor o menor grado.

Son personas con una preferencia sexual orientada hacía su mismo sexo, algunos son fieles, otros infieles, otros sentimentales, otros fríos, pero todos tienen un parecido tan grande con el resto de humanos, que hasta parecen clones de alguien nacido en el planeta tierra en la raza humana.

¿Pero tienen derechos?

Claro que tienen derechos y obligaciones. Tantos como los "moralistas políticos salvadoreños" y de donde sean y los "hipócritas religiosos" mal llamados cristianos y católicos, y cuando digo mal llamados es porque Jesucristo, ese ser hermoso también Hijo de Dios, no aprobaría para nada su conducta.

Cuando escribo esta nota es porque pienso en los abusos de poder de políticos y religiosos, y de los relipoliticos, políticos-religiosos, que aplastan la dignidad humana por su miopía humana, egoísmo y odio, ante situaciones tan básicas como los derechos de “seres humanos” creados a imagen y semejanza de Dios.

He tomado un fragmento del documento el Nuevo Testamento y la Homosexualidad, escrito por el reverendo Michael Piazza que dice:


“Una persona escuchó a una conocida oradora religiosa hablar en su campaña contra la homosexualidad. Ella pasó bastante tiempo citando de modo eficaz versículos del Levítico, hasta que, quien escuchaba, cayó en la cuenta de que, para los estándares levíticos, la ponente había roto ella misma muchas reglas bíblicas: mujeres hablando en la iglesia, mujeres enseñando a hombres, usando un vestido hecho de algodón y poliéster y probablemente otras de las que él no se había percatado.

¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad?
Realmente muy poco. Jesús no dice nada concreto, lo cual es bastante significativo. Considerando la relativamente pequeña cantidad de atención que la Biblia da al tema, podríamos preguntarnos por qué un hecho tan volátil junto a otros sucesos (como la hipocresía, la arrogancia, el odio) acerca de los cuales las escrituras dan una gran cobertura, recibe tanta y tan apasionada atención…”



Afortunadamente en El Salvador, el FMLN, tuvo la entereza moral y ética de no dejarse chantajear por "los abusos del cargo" del prelado católico de San Salvador y dejar atrás, al menos momentáneamente la votación para ratificar los artículos que la asamblea aprobó en el 2006 reformando nuestra constitución, me refiero a los artículos 32, 33 y 34 que niegan la boda y la adopción de infantes a las parejas gays.

Las parejas gays, homosexuales, gays, lesbianas o como quieran denominarse o denominarles, tienen derechos a la salud, a la propiedad, a la seguridad social, etc, etc, etc.

¿Quiénes somos nosotros para negárselos?, ¿quién es Luis Escobar para negárselos y además tomar posiciones de chantaje de una manera tan ex profesa en la política salvadoreña?

La familia y la sociedad la destruyen los hipócritas que sabiendo que aplastan a a una parte de los hijos de Dios no siguen la voz de Dios sino la de la falsa moralidad.

De acuerdo a Raúl Lugo, sacerdote yucateco:

“quien quiera ser discípulo de Cristo, tiene que estar necesariamente de lado de las personas que sufren, sin importar la cualificación moral que reciban”. Y afirma que Jesús no condeno jamás la homosexualidad...


Dice la iglesia que la homosexualidad es “anti natura”, y les pregunto ¿el celibato es anti natura?; y para mí un hijo de Dios, eso es ANTINATURAL, y tiene su fundamentos en la historia de la iglesia donde el tener mujer, era contraproducente económicamente para la iglesia. Pero cada quien lo que le guste, pues así estará en paz consigo mismo, para que forzar mi opinión, si cada quien tienen la bendición de tener una; ojalá y respeten las demás.

Los gays y lesbianas tienen y deben gozar de los derechos y obligaciones como cualquier otro ciudadano, ni más, ni menos, son seres con derecho, son ante todo, Hijos amados del Dios Verdadero, aquel que creo todo a su imagén y semejanza, PERFECTO.

¿Puede algo estar fuera de Dios?, definitivamente no.

Los seres humanos creación Divina, tenemos la firme creencia que somos más poderosos que Dios, al pensar que podemos convertir en imperfecta la creación de Dios. Ese es un sueño por demás, iluso.
Reacciones:

4 comentarios :