miércoles, 28 de julio de 2010

Añoranza de mi Terruño, de Aristarco Azul

Ya no ladran los perros,
se han perdido los cantos de jilgueros,
las praderas se han quedado viudas,
los ríos ya no paren como antes,
estériles se han quedado,
sin que nadie los prevenga del sida…

Cuando las estrellas lloran,
lloran por compromiso del tiempo,
sus lágrimas ya no alimentan a nadie,
se pierden en las grietas,
donde pasaron los ríos…

El coro de enjambres,
que se alimentaban entre pétalos,
han pasado a libros de historias,
que se los come la polilla; WWW. @ .com…
Ya no se anuncia el invierno,
con los bichos de antaño,
entre árboles y orines de caballo…

Ahora solo se espera un decreto,
para quien nazca en El Salvador,
no coma, no hable, no llore,
no proteste cuando se le aumente ,
al diesel y a la canasta básica…

Alfredo Espino dijera:
Eran jardines los cafetales,
las carreteras y colonias,
donde me muero de hambre ,
ya no encuentro en el suelo,
frutos podridos,
para comerme los gusanos…

Solo recojo latas y embases vacíos,
donde embasan la aguas negras,
de los terra-pudientes,
¡ digo: Cuarto poder,
perdón, no quiero nacer!…

Aristarco Azul
Reacciones:

0 comentarios :