martes, 14 de diciembre de 2010

¿Qué es amarse a uno mismo?

Es consentirse, es decirse que se quiero mucho uno, es estar loco un poco y ser feliz siendo el loco que uno es, es decir es aceptarse como uno es y además dar gracias por lo mismo.

Dar gracias por ser quien somos, es parte de amarnos a nosotros mismos, ver que todo lo que tenemos ha sido necesario para ir puliendo la consciencia de ser.

Amarse a uno mismo es ser feliz consigo mismo, no necesitar de nada, ni de nadie para ser feliz.  Y al mismo tiempo entender que la felicidad esta en todos, pero que no podemos obligarla a salir.

Amarse a uno mismo es reírse solo, y reírse de que uno se está riendo solo, porque se siente bien ser uno.

Amarse a uno mismo es darse comprensión y no ser duro con uno por los errores que uno pueda cometer, es perdonarse despacio y sin culpas, sin penalidades.

Amarse a uno mismo es ser uno, y no querer complacer a nadie;

Amarse a uno mismo es amar a la Fuente Creadora, es Amar a Dios sobre todas las cosas, y saber que Dios está dentro de uno.

Amarse a uno mismo es amar a los demás y perdonarlos de igual manera, de consentirlos, de reírse, de no ser duros con los demás.

Amarse a uno mismo es reconocer con humildad cual es nuestro origen, y ese origen no es otro que Dios.

Amarse a uno mismo es alabar la creación de Dios en la tierra, en los cielos y en todo.

Amarse a uno mismo es escuchar la música y llorar o reír con ella, es vivirla intensamente, como se debería escuchar la lluvia de cuando en cuando

Amarse a uno mismo es sentirse privilegiado aquí y ahora, independientemente de lo que las circunstancias externas nos digan.

Amarse a uno mismo es llorar cuando se tiene ganas, y después sentir el alma libre de presión, es dejar en aquellos que han ofrecido su hombro, nuestras penas

Amarse a uno mismo es equivocarse y saber que se puede corregir, y que si no se puede corregir lo que hicimos, saber que Dios ha perdonado.

Amarse a uno mismo es dar lo mejor y solo lo mejor de uno para con los demás, pero también a uno mismo.

Amarse a uno mismo es saber que la paz y la felicidad no reinen fuera de nosotros, y que no hay culpables, ni adentro ni afuera.

Esto es una pequeña parte de  amarse a uno mismo.
Reacciones:

0 comentarios :