martes, 21 de diciembre de 2010

Osadia de la Rana, Aristarco Azul

“OSADIA DE LA RANA”

Bañándose una rana,
a la orilla el rio,
entre las piedras,
salta muy alegre con frío…

Cae de panza,- Plocosch,
plocosch, plocosch, plocosch,
-Y al ver a su esposo sapo,
lo llama muy contenta,
-Venga mi amor, venga mi amor,
venga mi amor…

-Y el sapo presumido le dice así:
-¿Para qué, para qué, para qué?
- Que al final de cuentas
responde engreído.
-Esta bien, esta bien, esta bien…

Aristarco azul
Reacciones:

0 comentarios :