lunes, 13 de junio de 2011

La Posa de los Milagros, Aristarco Azul


“LA POSA  DE  LOS  MILAGROS”

Por: (Aristarco Azul)
Una niña  caminaba  despacio entre  las orillas  del río lempa, caminaba triste porque tenía una enfermedad en los pies, tenía callos y le dolían los pies al caminar, este día  después de caminar  un largo trecho, se sentó  sobre una piedra ,  dirigió su mirada  a las aguas que corrían  entre las piedras  y miraba que también corrían  pececillos de varios tamaños, los veía con asombro  como  le hacían  para nadar,  sin que se los llevara el río  y cada vez más y más  pececillos  se juntaban  en el lugar  donde veía la niña.
Luego de un momento, la niña  tomó una decisión   en forma serena, llevando  sus manos  al lugar donde estaban los  benjamines acuáticos , poco tiempo  después,  de ver que no se asustaron  en  ese  pequeño arrecife  , también llevó sus piecitos al lugar,  los  animalitos no se asustaron ,  llegaron más  haciéndose cientos  y miles  que le cubrían  por completo sus  manitas y pies haciéndoles cosquillas ,
La niña reía y reía,   los pececillos le estaban comiendo los  callos  que  se le habían  hecho de tanto caminar desde muy temprana edad, de repente la niña decía:
– Que bonitos pececillos,   déjenme tengo sucios los pies,  se van a enfermar,  ya no me  muerdan   me están haciendo reír demasiado.
-Pero, poco a poco la niña iba sintiendo menos sensación de  risa, y los pececillos  se iban alejando uno tras otro, ya le estaban terminando de comer  los callos, los pececillos   se dispersaron  por el río,  como siguiendo la corriente   que los llevaba dirección a al mar  en el océano pacífico,  ahí donde  desemboca en  bahía de Jiquilisco
La niña se quedó extrañada,  salió del agua  del río  se vio las manos y los pies,   observando que tenía la piel tan fina  que le parecían  pies de ángel, tenía  su piel  tan suavecita   que le brillaba   hasta las uñas y dijo:
 – Que lindos pececillos ¡los amo pececillos ¡, !los  amoooooo¡  - gritó la niña,  los pájaros que estaban cerca    cantaron  con música de  mil sonidos diferentes,  y volaron  entre los arboles   de donde anidaban , la niña regresó  a su hogar  donde su madre,  iba cantando  alegre, en la canción decía:

-Si quieres pies y manos bonitas
como la seda, ven al río lempa ,
a, la posa de los milagros
que los pececillos  te vestirán,
 con risas  y encantos,   ya  luego
tendrás, pies de  muñeca  de ángel
y tendrás que dar gracias a Dios,
 de tan maravilloso milagro,
que los pececillos te darán,
 y te comprometerás a ser niña y niño  aseado,
y todos los días tendrás que lavarte los pies 
y manos,  con esta agua  bendecida   por Dios…

 -Cuando la niña llegó  al hogar,  dijo a su  madre  lo sucedido
-¡Mírame!, ¡Mírame! ,¡Madre¡ los pies , las manos  ya no tengo callos en los pies
- ¡Hija!,   como paso eso mi niña
Dime lo sucedido
-La niña  se sentó en una silla  junto a su madre y le contó lo sucedido,
-Mientras la madre  le acariciaba los pies  maravillándose de tan  suaves que le habían quedado, luego.
La madre  dijo
 – ¡bendición de Dios!,  gracias señor  ¡gracias por curarme a  mi niña!
-Por la tarde cuando el padre de la niña, don Juan llegó a casa,
 Doña Blanca su esposa,  le comentó lo sucedido
-Mira  Juan lo que ha pasado
-Don Juan dijo 
-Es un milagro de Dios  oremos.
-Y oraron juntos.
-A la mañana siguiente, la niña se levantó, tomó el desayuno   que la madre le había servido  en la mesa, al terminar, agarró  el bolsón y se dirigió a la escuela despidiéndose  con un beso de la madre  su padre, diciéndole
-¡Hasta la tarde madre!
-¡Hasta la tarde hijita linda!
-¡Hasta la tarde padre!
-¡Hasta la tarde mi niña linda! 
-Cuando la niña llegó a la escuela, entró  al aula  diciendo
-Buenos  días  compañeros,  buenos días  señorita
 -Todos contestaron en coro  diciendo
-Buenos días  Florcita  - buenos días, Florcita. -Buenos días Florcita
-Además dijeron  que contenta vienes  ahora  Florcita
 -Eso es verdad
-Dijo  la señorita,
-Vamos  explícanos  ¿El porqué? vienes contenta Florcita, todos te oiremos  atentos 
-Florcita comenzó a contar, paso a paso, lo sucedido  del día anterior, al terminar,   de contar  dijo la señorita;
- Tengo una idea le pediremos permiso a la señora directora para poder ir a conocer  el lugar donde fue curada Florcita,
esto es un milagro de Dios;  bueno  ahora  déjenme  ir a pedirle  permiso a la señora directora, para que nos de tiempo  de  visitar tan maravilloso lugar  donde  fue curada  Florcita,
-Cuando la señorita  llegó a la dirección  y le planteo el proyecto a la directora,  ella le contestó
-Óigame señorita  le doy permiso siempre y cuando  yo tenga que ir  de acuerdo y explíqueme el proyecto
-La profesora  le dijo
-Gracias  señora directora, los niños le agradecerán
- Y le explicó el proyecto 
-Mire y oiga señora directora,  vamos de la siguiente manera
irán diez niños  como  guardabosques con  banderas  color amarillas , diez  niños como  guiadores con bandera color verde , diez  niñas como orientadores de información  del hecho ocurrido  con banderas color azul, diez niñas con banderas color blanco  recogiendo las basuras, para no contaminar el ambiente  las banderas son para saber sus  comisiones  de trabajo  y ,yo , iré con una bandera color naranja para que me puedan ver  todos los  educandos ,  solo a sí ,no nos perdemos , ¡si señora directora!  Denos permiso.
-Después de lo explicado  a la señora directora que estaba  más dormida que despierta,   que en el momento  despertó sorprendida,  y tomó cordura, pero  fue bien clara en la toma de su decisión, la señora directora   cumplió lo prometido.
Después de unos diez minutos de camino por las veredas,  llegaron al lugar  indicado, Florcita les dijo – señorita directora, señorita maestra  aquí es el lugar, 
-Todos los niños  junto a la profesora y directora  comenzaron a cantar  de la manera siguiente   

-Visitantes somos
de este lugar bendito
 de sanación,   venimos
como niños exploradores 
y traemos agradecimientos 
de la bendición  que recibió
Florcita  y de nombre  le daremos
a este lugar   “posa de los milagros”
por  obra de Dios …

-En esos momentos comenzaron a llegar  uno por uno cada pez, nadando como de costumbre y moviéndose  de un lado para el otro,  todos los niños vieron  una inmensidad de pececillos nadando,  dentro  de  las aguas del famoso río lempa.
Los pececillos parecían bailar alegres,  porque los habían ido a visitar  y les estaban cantado tan bonitas canciones,   que las aves se les habían unido a tan bonito canto, después de una estadía  de una hora  regresaron a la escuela y comentaron el viaje  decampo en clase  que les tomo la tarde  y salieron  cinco minutos después de la hora indicada  pero iban alegres  todos los alumnos y a señorita con la directora y la niña Florcita  muy contenta de  no tener callos  en los pies iba cantando y saltando alegre  y al llegara a la casa le dijo la madre
-       ¡Hija linda ven a comer!
-       Pero Florcita le contestó
-       ¡En seguida voy madre pero primero hare las tareas!…     
Reacciones:

0 comentarios :